Milán comienza a abrirse al Black Lives Matter

Milán comienza a abrirse al Black Lives Matter

  Cuando les preguntan por qué no hay más personas de color en la industria de moda italiana, sus miembros dicen que hay pocos candidatos en una Italia homogénea. Cinco diseñadores nacidos en África viviendo en Italia quieren cambiar esto con su inclusión en el calendario oficial de la Semana de la Moda de Milán.

Fabiola Manirakiza llegó a Italia después de que sus padres fueron asesinados en su natal Burundi en 1972. En su marca Made-in-Italy Kiza, incorpora patrones de su tribu bantú, como le enseñó su hermana mayor, sobre siluetas occidentales, con la influencia de la familia italiana que la crio.

"No sólo es que Italia necesita ver, es el mundo entero", dijo Manikrazia, cuyas creaciones están entre aquellas incluidas en la presentación de video titulada "Estamos hechos en Italia. Italia está hecha de nosotros".

El evento oficial de Black Lives Matter en la moda italiana es un primer paso en un proceso que Stella Jean, la única diseñadora negra que pertenece al prestigiado consejo de moda, espera inyecte diversidad real en los centros creativos y de toma de decisiones en la moda italiana para combatir el racismo en la industria.

Otro paso crítico fue el lanzamiento de un grupo de trabajo la semana pasada que unió a varias casas de moda del consejo con creativos negros. Pero Jean dijo que sigue habiendo resistencia en la campaña que ha emprendido con el diseñador estadounidense Edward Buchanan y Michelle Ngomo, fundadora de la Semana de la Moda Afro de Milán, y hay presión para para que la abandonen.

La población de origen africano en Italia es relativamente pequeña, según estadísticas oficiales son cerca de 1,2 millones en un país de 60 millones. No hay rostros muy conocidos en la clase política o en la televisión y pocos dentro de las exclusivas esferas de la moda.

Jean y sus colegas comenzaron a presionar a la industria para emprender medidas concretas hacia la diversificación de la moda italiana después de que importantes casas de moda mostraron su apoyo en redes sociales al movimiento Black Lives Matter así como las protestas por la igualdad racial y en contra de la brutalidad policiaca del verano. Después de múltiples errores con tonos raciales en años recientes también están pidiendo que se revisen los números de las personas de color trabajando dentro del sistema.

"Nadie quiere dar un paso atrás y culparlos por la situación actual", dijo Jean en su discurso de introducción al grupo del trabajo, proporcionado a The Associated Press. ''En cambio les pedimos ser parte de la solución que comienza hoy. El racismo en Italia ... es un caso de estudio, no se parece al tipo que hay en nuestros vecinos europeos y también es muy diferente del estadounidense. Sin embargo esto no es menos hiriente o discriminador, simplemente es diferente".

Jean dijo a AP que las pocas empresas cuyos representantes hablaron analizaron maneras de apoyar a las minorías negras en Estados Unidos y otras causas pero "evitaron completamente el punto de nuestra discusión: la minoría negra en Italia".

"Debo decir con toda sinceridad que el silencio de los representantes de las enormes marcas hechas en Italia dejó una impresión profunda, amarga y vergonzante", dijo Jean. ''En total asombro me di cuenta que la grandeza y la autoridad comercial global no siempre corresponden con un sentido igualmente grande de responsabilidad con la humanidad".

En el lado positivo, el consejo de moda acordó implementar seis puntos de reforma para febrero, dijo. El consejo también accedió a dar becas y mentorías a estudiantes de moda de color. Jean espera que el tiempo que pasaron conversando lleve a una mayor participación la próxima vez.

El director del consejo de moda italiano, Carlo Capasa, dijo que la reunión fue "interesante e instructiva" y que los representantes de las marcas estaban ahí principalmente para escuchar. "No había motivos para un roce", dijo.

Al definir la reunión como "un comienzo", Capasa dijo a AP que el consejo seguirá trabajando en puntos de su manifiesto de diversidad que cumple casi un año, incluyendo el compromiso para tomar en cuenta la diversidad como un bien. Confirmó que el grupo de trabajo se seguirá reuniendo periódicamente.

Las marcas que participaron en le grupo son Armani, Zegna, Bottega Veneta, Etro, Gucci, Prada, Valentino y Ferragamo. El conglomerado Kering, propietaria de Gucci y Bottega Veneta, así como el grupo OTB, propietario de Marni y Diesel también participaron.

Se planeaba una declaratoria de conclusión pero esta no se realizó.

A pesar de esto, durante la presentación por video de su colección para la próxima primavera Miuccia Prada, enfatizó la importancia de la inclusión, junto con la sostenibilidad. La diseñadora reconoció que "realmente tenemos que adoptarlo" y agregó que por ese motivo decidió "no sólo declararlo, sino tratar, poco a poco de ser mejor".

Los participantes en el evento Black Lives Matter habían trabajado en otros empleos antes de seguir sus sueños de diseñador. La mayoría enviaban sus currículos a empresas de moda sin recibir respuesta y otros vieron que las puertas no se abrieron pese a tener juntas prometedoras, sin recibir una explicación.

Joy Meribe, nacida en Nigeria y con una maestría italiana en negocios, estudió moda para poder alterar las piezas que vendía a través de su blog de moda africana y así se dio cuenta de su talento. Su colección, Modaf Designs, usa estampados africanos en seda y algodón en vez de las telas tradicionales, por lo que son más sencillas de usar e integrar al guardarropa occidental.

Claudia Gisele Ntsama, originaria de Camerún, había trabajado limpiando casas para poder alcanzar su sueño de ser diseñadora. Sus fantásticas piezas dinámicas presentadas en Milán están hechas principalmente de cáñamo crudo.

Ngomo, quien descubrió a los cinco diseñadores, dijo que siente una gran responsabilidad con la gente joven de color que se ha inspirado por las iniciativas.

''Muchos niños me han escrito para agradecerme diciendo que han redescubierto su confianza y que tienen esperanza", dijo Ngomo. "Sé que ahora somos tendencia, no estoy segura de si tendremos toda esta luz sobre el proyecto el próximo año, quiero ser positiva y pensar que este es un próximo paso".