¡Piel deshidratada!

Cuidados en época de confinamiento

¡Piel deshidratada!

En esta época de confinamiento por la pandemia del Coronavirus, hemos dejado a la piel descansar del maquillaje, lo cual le favorece para que respire y esté más sana. 

Hay que continuar con la rutina de belleza básica que no es otra que la limpieza y la hidratación. 

El estrés, la ansiedad o el uso del aire acondicionado, más, en esta ápoca de intenso calor, pueden provocar que esté seca, deshidratada e incluso con pequeños brotes de acné. 

Ahora que el confinamiento nos permite tener más tiempo para nosotros mismos, es buen instante para cuidarnos y, además de hacer ejercicio o comer de forma saludable, prestar atención a nuestra piel y evitar que se seque gracias a los remedios caseros que proponemos.

ACEITE DE OLIVA

El aceite de oliva es una buena alternativa para mantener tu piel hidratada durante el periodo de aislamiento.

Un elemento que todos tenemos en la cocina y que, gracias a su composición grasa, facilitará la absorción de las vitaminas antioxidantes, lo que dará a la piel un aspecto más hidratado y suave. Un remedio casero es aplicar en el rostro la mezcla de dos cucharas de aceite de oliva con dos yemas de huevo y media cuchara de limón. 

Después de dejarlo actuar durante 20 minutos, notaremos una mejoría en el cutis

BEBER AGUA

Aunque parezca obvio, estar hidratada es esencial no solo para el buen funcionamiento del organismo, sino también para lucir una piel suave, tersa y luminosa. 

Por eso, además de los productos de cosmética, el agua que bebamos será la base para tener una buena piel. 

Aprovecha el aislamiento en casa para beber el agua recomendada, 2 litros diarios, y además, consume también frutas y verduras ricas en vitamina C.

ACEITE DE COCO

Son numerosos los usos del aceite de coco y no solo en la cocina, sino también en cosmética.

Si quieres recuperar suavidad y tersura tendrás que aplicártelo en el rostro y dejar actuar durante toda la noche. 

Al levantarte y tras limpiar 

la cara con agua fría, la piel 

habrá mejorado. 

Siendo constante, 

la mejoría del cutis será visible 

en poco tiempo

LIMÓN Y AZÚCAR

La piel seca acumula células muertas y, para retirarlas, nada como un buen exfoliante casero. Limón y azúcar serán los ingredientes para hacernos un peeling que limpie las impurezas y deje paso a una nueva piel.

Con el zumo de un limón y un par de cucharadas de azúcar haremos nuestro preparado.

Lo aplicaremos realizando un suave masaje y dejaremos que actúe entre 10 y 15 minutos. Una vez más retiraremos con agua fría que calmará la piel. Aunque esta exfoliación es suave, no se recomienda realizarla más de dos veces por semana.

AGUACATE

Mascarilla con aguacate 

y aceite de almendras.

El aguacate, además de ser un alimento rico en grasas saludables es también uno de los que más aporte de agua tiene.

Aunque es en estos últimos tiempos cuando ha pasado a formar parte de los alimentos que no puede faltar en una dieta saludable, su uso en cosmética se remonta a hace siglos. 

Con medio aguacate y dos cucharadas de aceite de almendras haremos una mascarilla que dejaremos actuar durante 30 minutos, para luego retirar con agua fría

ALOE VERA

Es el producto más socorrido 

a la hora de paliar la sequedad 

de la piel.

Aunque son numerosos los formatos en los que se puede encontrar, lo mejor es tener una planta de aloe vera en casa. 

Bastará con cortar una pequeña parte de una de sus hojas y aplicar directamente sobre la piel humedecida, dejarlo actuar durante 10 minutos y retirar con abundante agua fría

EXFOLIANTE CON AZÚCAR

Al igual que el azúcar blanco, la morena también se utiliza en cosmética y es uno de los 

mejores exfoliantes. 

Para hacerlo se necesita una taza de azúcar, 60 g de aceite de oliva y 10 gotas de aceite esencial de lavanda que se mezclarán en un recipiente de cristal con una cuchara de madera hasta crear una pasta espesa.

Se tapa y se deja reposar 

en la nevera.

Pasadas unas horas aplicamos en el rostro haciendo movimientos circulares y dejando reposar 5 minutos.

Retiramos con agua tibia 

y para terminar se aplica 

crema hidratante.

BAÑO DE LECHE

Cuenta la leyenda que Cleopatra presumía de piel suave y luminosa gracias a los baños de leche que tomaba. 

Y algo de cierto hay en ello ya que la leche proporciona humedad a la piel y además revitaliza la epidermis seca. 

Para disfrutar de un baño como una emperatriz llenaremos la bañera con agua tibia, se añaden cuatro tazas de leche entera o leche en polvo y un poco de lavanda que ponga olor agradable y a disfrutar de 20 minutos de relajación durante los que es recomendable exfoliar la piel para una mejor absorción de la leche

MIEL

La miel es considerada el oro líquido de la cosmética.

Es el producto ideal para reparar pieles secas y dañadas. 

Tiene propiedades antibacterianas, reduce la inflamación, previene la aparición del acné y es una excelente barrera que impide la deshidratación. 

Sin la ayuda de ningún otro producto, la miel actúa por sí sola, así que solo tendremos que usarla a modo de mascarilla y dejarla actuar durante 10 minutos.

Hay que tener cuidado y aplicarse poca cantidad para 

evitar que gotee.

PAPAYA

Es una de las frutas que más ayuda a regenerar la piel. 

Contiene vitamina C, antioxidantes y ayuda a eliminar toxinas que dañan la epidermis.