¡Piel sana en confinamiento!

Ritual de belleza te ayuda a eliminar el estrés

¡Piel sana en confinamiento!
Si estás buscando un remedio o ritual de belleza natural para eliminar el estrés de tu piel ocasionado estos meses por el confinamiento, mejorar su apariencia y, además, reforzarla para que se vea saludable, anota este: Tu dieta.

La piel es el órgano más grande de nuestro organismo y nuestra principal barrera de defensa frente a infecciones.

Mantenerla sana y equilibrada, no sólo nos reportará una mejora estética, sino de salud. 

El exposoma es algo muy importante a tener en cuenta de manera que el entorno va a estar estrechamente relacionado con cómo se ve nuestra piel.

Va a depender de si vivimos, por ejemplo, en un entorno urbano o rural, la contaminación ambiental, los factores climáticos y la temperatura, además del estrés, la alimentación que seguimos, entre otros.

HÁBITOS

Además de esto, hay que añadir la importancia del cuidado diario. 

Irse a la cama maquillada, una limpieza incorrecta de la piel, no usar cosméticos indicados para tus características, la exposición solar sin protección, las dietas desequilibradas, el tabaco, el estrés, son algunos de los hábitos más nocivos para nuestra piel.

Debemos tener en cuenta que hay múltiples factores, que podemos controlar para tener la piel lo más sana y bonita posible.

DESCANSO

El sueño es un regulador del sistema inmune. Entre las 11 de la noche y las 4 de la madrugada, si estamos durmiendo, se eliminan las toxinas acumuladas durante el día, la regeneración de la dermis se intensifica, aumenta la circulación de la sangre y las cremas actúan mejor.

La falta de sueño afecta a la luminosidad del rostro, en el sentido de presentar un aspecto apagado del mismo. 

Esto se debe a que, cuando dormimos poco o mal, nuestro cuerpo libera noradrenalina, una sustancia que reduce la circulación sanguínea y, en consecuencia, la oxigenación y el aporte de nutrientes a la piel.

DESHIDRATACIÓN

La deshidratación altera tu piel. La falta de sueño aumenta el estrés, un trastorno que afecta negativamente al estado de la piel, causando o empeorando afecciones dermatológicas como el acné y la dermatitis atópica.

Si la dieta y el descanso no son suficientes, se puede recurrir a la nutricosmética.

A veces, por falta de tiempo, dietas de adelgazamiento o épocas de estrés, la alimentación se queda corta, sobre todo para alimentar nuestra piel.