Plantas fáciles de cuidar

Plantas fáciles de cuidar
 Tener una planta en casa es sinónimo de conectarnos con la naturaleza y nos enseña a ser más responsables.
Si estás buscando un roomie nada escandaloso, que siempre se vea bien y que no haga ningún desorden, este top de plantas sacará a la plant lady que vive en ti para que tu hogar se convierta en un lugar más natural.
Toma nota y prepárate para ir de compras (o de preferencia pedirlas a domicilio).
Plumbago
Esta bonita planta ornamental suele crecer en forma de arbusto. Se trata de una variedad muy común y comercializada que se puede ver en jardines, terrazas o en los muros de las casas.
Es fácil de cuidar y no necesita condiciones extremas para florecer, ya que ama los climas cálidos. Con un riego constante (dos veces por semana), un suelo húmedo y la luz del sol es más que suficiente para que se mantenga sano y fuerte.
Violeta africana
Esta bonita planta tiene un tono que amarás, pues aunque las flores moradas no son algo muy común, esta dará a tu hogar una sensación de color incomparable.
Las violetas africanas prefieren entornos muy luminosos, lo que les ayudan a que su color se mantenga y puedan florecer con tranquilidad, además su riego debe ser esporádico, ya que no tolera la tierra muy húmeda, el momento perfecto para el echarles agua es cuando la tierra esté a punto de secarse. Con una vez a la semana, ellas tienen para absorber el agua desde sus raíces.
Geranio
Estas plantas de tono rosado son tan populares entre las plantladies que siempre las puedes ver en balcones o terrazas. Y aquí te va un dato extra: ¡Son las mismas que viste en Call me by your name!
Su color rosado es tan cool que llena de vida cualquier espacio donde la coloquen. Si pensabas que su tono es obra de extensos cuidados, te decimos que vives en el error. Sólo necesitan sol, un riego diario en el verano y un poco de abono líquido para que ese color rosa se mantenga.
Nomeolvides
Aunque no lo creas así se le llama a esta planta. La Myosotis tiene un color azul que hipnotiza a todo el que la ve. Además de su tierno nombre, esta bonita compañera dará a tu hogar un toque único buscado por las amantes de la jardinería.
Los Nomeolvides necesitan una exposición a pleno sol o en una semisombra clara donde la luz pueda llegar; no les gusta el suelo muy húmedo, por lo que no debes regarlas tan seguido. Con unas dos veces a la semana es más que suficiente.
Verbena
Esta singular planta es una de las más socorridas a la hora de decorar una casa, pues su color la hacen ganadora del corazón de las plant lovers. Tiene una duración muy prolongada y una gran capacidad para soportar temperaturas altas.
Esta planta se adapta a todos los suelos y necesita mucha luz solar, por lo que la ventana es el lugar ideal para colocarla. Su riego es una vez a la semana, así que ella florecerá tranquila mientras tú te dedicas a tus actividades diarias.
Recuerda que el hecho de que sean plantas fáciles de cuidar, no dejan de implicar una responsabilidad, pues también son seres vivos que no puedes dejar a la deriva.