Que las clases en línea no sean un dolor de cabeza

Tips para que tus hijos pongan atención

Que las clases en línea no sean un dolor de cabeza

Cuando casi todas las escuelas físicas de Estados Unidos y México cerraron repentinamente en marzo, se conectaron a través del internet, pero una gran cantidad de estudiantes simplemente no se registraron en la clase. 

Incluso si se presentaban, muchos más no estaban prestando mucha atención o haciendo sus tareas escolares.

A medida que comienza un nuevo año escolar en Norteamérica, ¿hay algo que los maestros y las familias puedan hacer para frenar estos problemas con el aprendizaje remoto debido a Covid-19?

Después de haber pasado nuestras carreras investigando sobre la motivación de los estudiantes y el aprendizaje con tecnología, recomendamos estas tres estrategias.

1. Haz todo lo posible para entablar relaciones

La importancia de las relaciones que se desarrollan en las aulas a menudo se da por sentada. 

Con el aprendizaje en línea, los estudiantes y los maestros ya no pueden saludarse "chocando los cinco", los puños o desarrollando un sentido de conexión a través del contacto visual directo. 

Sus interacciones ahora están restringidas y en un número creciente de comunidades se limitan a las comunicaciones a través de computadoras.

Softwares de teleconferencias como Zoom pueden imitar conversaciones y lecciones "cara a cara".

Una variedad de herramientas digitales puede mejorar la calidad de estas interacciones, a veces incómodas. Algunos se basan en texto, se entregan en vivo 

o pregrabados.

Imágenes, clips de audio, videos, emojis y GIF ayudan a las personas a transmitir sus puntos de manera más clara y colorida. En lugar de verlos como frívolos, recomendamos que las familias y los maestros no tengan miedo de alentar a los estudiantes a usar esas herramientas para construir y fortalecer las relaciones sociales con sus compañeros y sus maestros.

Los alumnos también se beneficiarán cuando las escuelas creen oportunidades para pasar tiempo no instructivo con otros estudiantes en línea porque hace que sea más fácil forjar conexiones personales.

Sin duda, las escuelas también deben establecer y hacer cumplir una "etiqueta de red" clara (modales en línea) para desalentar el acoso digital y apoyar una cultura positiva. Esto es especialmente cierto cuando se inicia un nuevo semestre.

Recomendamos que las escuelas establezcan salas de estudio virtuales y foros de discusión en línea donde se pueda alentar a los niños y jóvenes a socializar y trabajar colectivamente con regularidad y que las familias alienten a sus hijos a participar.