Ralph Lauren se reestructura

Ralph Lauren se reestructura

La firma de moda estadounidense Ralph Lauren anunció ayer que planea recortar su plantilla como parte de una reestructuración para reducir costos y acelerar su negocio digital debido al impacto de la pandemia de Covid-19.

La veterana compañía con sede en Nueva York, que tiene 24.900 empleados en todo el mundo y más de la mitad en Estados Unidos, busca recortar en torno al 15 % de su plantilla, lo que se traduciría en más de 3.700 despidos, según informó a Efe DowJones.

crecimiento sostenible

Ralph Lauren señaló en un documento entregado a la Comisión del Mercado de Valores (SEC, en inglés) que espera ahorrar así entre 180 y 200 millones de dólares, mientras que se anotaría un cargo de entre 120 y 160 millones relacionados con indemnizaciones por despido.

La firma detalló varios pasos de un gran plan “para lograr crecimiento sostenible a largo plazo y creación de valor, lo que incluye establecer una estructura global simplificada y plataformas tecnológicas mejoradas para dar apoyo a las operaciones” en todo el mundo.

“Los cambios que están ocurriendo en el mundo a nuestro alrededor han acelerado los cambios que vimos antes de Covid-19 y vamos a poner en la vía rápida algunos de nuestros planes para estar a la altura”, dijo citado el presidente y consejero delegado, Patrice Louvet.

EXPERIENCIA

La estructura simplificada de la empresa pasa por “consolidar” las funciones de “marketing” y “branding”, establecer un sistema de “inteligencia y experiencia del consumidor” que utilizará análisis predictivos, y reorganizar los equipos de promoción.

TECNOLOGÍA

En cuanto a la mejora tecnológica, Ralph Lauren está implementando un sistema de recursos humanos y planificación global basado en la nube, digitalizando su cadena de suministro y añadiendo herramientas como la realidad aumentada, entre otras cosas.

REDUCE FACTURACIÓN

En su última presentación de resultados, para el trimestre comprendido entre junio y agosto, Ralph Lauren sufrió una reducción de facturación del 66 % respecto al mismo tramo del año anterior y unas pérdidas operativas de 168 millones de dólares. La firma no ha cerrado sus tiendas y su cúpula directiva se ha reducido el salario comenzando por el propio Ralph Lauren, que ha renunciado a su sueldo íntegro y a su bonos, mientras que el principal ejecutivo, Louvet, lo ha reducido a la mitad y otros ejecutivos han recortado el 20 %.