Uso de cubrebocas cambia nuestras vidas

Comunicarse con responsabilidad durante la pandemia

Uso de cubrebocas cambia nuestras vidas
La época que vivimos por el Coronavirus, nos hace ser más responsables en el cuidado de nuestro organismo.

El tener que llevar cubrebocas; aplicar el distanciamiento social, aprender a hablar con gestos y movimientos, es una buena forma para comunicarse.

En los niños, ¿cómo afectará el coronavirus a su manera de expresarse? ¿Existe alguna forma de potenciar su expresión corporal?

Expresarse

Debido a la pandemia, la forma en la que se comunican los niños va a cambiar. Será necesario tanto para ellos como para nosotros adaptarnos a la situación actual.

Ese instinto de supervivencia y comunicación con nuestros iguales hará que nos tengamos que adaptar a esta nueva realidad a través de los medios de los que disponemos.

LENGUAJE CORPORAL

El uso de la mirada y los gestos con las manos al no poder usar tanto el rostro, que, por lo general, es la principal fuente de expresividad de las personas.

DIGITAL

El papel de la comunicación digital o tecnológica, donde no hay interacción social cuerpo a cuerpo.  Y si esto sigue así, se podría perder la interacción social común. Es decir, cara a cara.

NO VERBAL

Las personas somos capaces de transmitir nuestras emociones y sentimientos con una mirada, una sonrisa o gestos, más que con las propias palabras.

Es un instinto que tenemos todas las personas, y los niños son capaces de usarla y potenciarla aún con más facilidad que los adultos por ese instinto de supervivencia que tienen. 

A temprana edad, cuando todavía no hablan, buscan la manera de hacerse entender.

Además, imitan los gestos que realizan sus padres o personas cercanas.

RELACIONARSE

El uso de cubrebocas se ha convertido en una rutina más y está dificultando la comunicación a todas las personas, especialmente a los niños con sordera o con dificultades de habla.

Se debe a que todas las personas nos apoyamos en la lectura de los labios, por ejemplo, cuando hay mucho ruido y no hemos oído bien el mensaje.  Esta situación afectará más a nivel de aprendizaje que de desarrollo. Y, además, podría resolverse o mejorar utilizando cubrebocas con la parte labial visible, facilitando de este modo la comunicación.