VIDEO: ¿El hijo de Deschamps manejó un Ferrari dorado en Mónaco?

VIDEO: ¿El hijo de Deschamps manejó un Ferrari dorado en Mónaco?
Foto: Especial

Ayer miércoles, Carlos Romero Deschamps renunció como líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).
Luego de una reunión a puerta cerrada del Comité Ejecutivo Nacional y de los 36 secretarios seccionales del organismo que duró poco mas de dos horas, fue aceptada la renuncia del controvertido líder.
El opulento líder sindical cosechó, a lo largo de sus 26 años de dirigencia, una serie de escándalos que incluían desvíos de dinero, compras de yates y propiedades de lujo, así como relojes de oro puro.
Sin embargo, no sólo Romero Deschamps gustaba del lujo, también su familia. El exlíder petrolero tiene tres hijos, José Carlos, Paulina y Alejandro Romero Durán.
Tanto José Carlos como Paulina se han visto involucrados en escándalos por el derroche de dinero que ostentaban en redes sociales.
En el 2012, la prensa nacional exhibió la riqueza que Paulina presumía sobre su vida: viajes en jets privados en todo el mundo, bolsos de miles de dólares, y lujos que hasta sus perros tenían.
Mientras que José Carlos fue exhibido como el propietario de un Ferrari Enzo rojo, con un valor de dos millones de dólares, regalo de su padre, Romero Deschamps.
Sin embargo, poco después se aseguraba que el hijo del líder sindical fue captado en Mónaco a bordo de un Ferrari dorado, de miles de dólares. Sin embargo, este hecho nunca fue confirmado por Romero Deschamps, quien anteriormente aceptó que el otro Ferrari rojo sí era de su hijo.
En aquel momento, mucho se especuló si el dueño del Ferrari "de oro" era José Carlos Romero Durán o el hijo del expresidente brasileño, Lula da Silva.
El Ferrari dorado que aparece en un video, es un modelo California T. Los que no son dorados tienen un precio de lista de 184 mil dólares que, a la paridad actual, equivalen a 3.3 millones de pesos. Los dorados, por supuesto, son mucho más caros.
Para que usted se dé una idea, está el ejemplo del Ferrari dorado 458 Spider, con el que el campeón mundial iraquí de boxeo, Riyadh Al-Azzawuiun deslumbró en 2014 a los londinenses. Por él pagó unas 200 mil libras esterlinas (4.3 millones de pesos).