Covid-19 ya cobra víctimas en economía mexicana; turismo, de las actividades más vapuleadas

Covid-19 ya cobra víctimas en economía mexicana; turismo, de las actividades más vapuleadas
La pandemia por el Covid-19 se ha expandido al ámbito económico y ya cobró sus primeras víctimas en México.
Mientras que la Secretaría de Salud declaró ayer el inicio de la fase 2 por el coronavirus e informó que se han registrado cinco defunciones y 405 contagios, los efectos de las medidas para contener la propagación han impactado a empresas en todo el país.
El gobierno federal estima que el pico más alto de la enfermedad ocurrirá en agosto y que la epidemia culminará entre septiembre y octubre.
El turismo es una de las actividades más vapuleadas. De acuerdo con cifras que dio a conocer el Inegi, las tarifas de avión bajaron 2% en la primera mitad de marzo, la disminución más pronunciada para un periodo similar desde 1995.
En 19 de 32 entidades se reportaron reducciones en el costo del transporte aéreo. Los servicios turísticos en paquete se abarataron 3.2% en ese mismo lapso, lo que implicó la mayor baja desde 2003. Quintana Roo es el estado con la caída más profunda.
La Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos y la Zona Continental de Isla Mujeres indicó que han cerrado 28 hoteles en estos centros vacacionales. En Yucatán, se reportó que la ocupación se desplomó al 5%.
En la Zona Metropolitana del Valle de México, los ciudadanos fueron sorprendidos con el aumento de precio en algunos productos de la canasta básica en plena emergencia sanitaria. El kilogramo de tortilla pasó de 12 pesos a 17 y el del huevo aumentó de 38 a 45 pesos.
Los comerciantes ambulantes del Centro Histórico de la Ciudad de México registraron una disminución en las ventas de por lo menos 50%.
En el Estado de México, la necesidad de llevar ingresos a sus hogares y mantener un empleo hizo que trabajadores y propietarios de locales de ropa, joyas, perfumes y maquillaje no atendieran el llamado del gobierno estatal de cerrar sus establecimientos.
En Oaxaca, los comerciantes de la Central de Abasto insisten en mantener abiertos sus negocios, mientras que en Sonora el mercado municipal de Hermosillo fue cerrado ayer.