El FMI mejora 1.5% la caída del PIB de México en 2020; será de 9%

El FMI mejora 1.5% la caída del PIB de México en 2020; será de 9%
Foto: Archivo

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró 1.5 puntos porcentuales la previsión de la contracción de la economía mexicana al cierre de 2020: el Producto Interno Bruto (PIB) caerá -9.o por ciento. El cambio en la perspectiva de la institución ocurrió luego de que en junio pronosticara un descenso del 10.5 y pese a que los datos del segundo trimestre del año fueron más débiles de lo proyectado, con bajas en la demanda interna y la propagación de la pandemia de la COVID-19.

Hacia 2021 la recuperación de México será del 3.5 por ciento, de acuerdo con las “Perspectivas de la Economía Mundial, octubre de 2020”, desde el 3.3 previsto en la revisión de junio.

El contexto internacional es el de “la peor crisis desde la Gran Depresión y necesitará de una innovación significativa en el frente político, tanto a nivel nacional como internacional, para recuperarnos de esta calamidad”, según explicó la economista jefa del FMI, Gita Gopinath, en un blog publicado este martes por el organismo.

La institución, encabezada por Kristalina Georgieva, observó en el reporte actual que a nivel global la actividad económica repuntó en mayo y junio debido a la reapertura de las actividades económicas, lo que estimuló que el promedio del PIB del segundo trimestre dieran “sorpresas positivas”. Además, el comercio internacional comenzó a recuperarse en junio con el final de los confinamientos, pero también por la colaboración de la economía China cuyas exportaciones se recuperaron de las profundas caídas sufridas en meses anteriores por la demanda externa de equipamiento médico y equipos necesarios para el trabajo a distancia.

Sin embargo, el FMI observó que la reapertura de la economía se estancó debido a los rebrotes de contagios del nuevo coronavirus en las economías que reabrieron actividades comerciales y productivas, así como de esparcimiento. Este repunte en los datos propició la necesidad de instaurar nuevos confinamientos parciales.

“La magnitud real de la contracción del segundo trimestre de 2020 se ha hecho más evidente desde la Actualización de junio de 2020 del informe WEO, lo cual permite elaborar un pronóstico a corto plazo basado en información más precisa. Ahora bien, la duración del shock sigue siendo incierta y tiene que ver con factores inherentemente difíciles de predecir, como la trayectoria de la pandemia, el costo del ajuste que impone a la economía, la eficacia de la política de respuesta económica y la evolución del ánimo de los mercados financieros”, destacó el FMI.

También moderó sus previsiones con respecto al PIB de América Latina y Caribe, pasando de una contracción del 9.4 por ciento estimada en junio a la actual caída del 8.1 por ciento, acorde con las proyecciones internacionales, que han mejorado desde un -4.9 por ciento hasta el actual -4.4 por ciento, según se desprende de su informe de perspectivas mundiales para la economía.

perspectivas-pib-FMI-octubre-2020

Pese a dicha mejora, el organismo con sede en Washington pronostica que la región latinoamericana será la más afectada en todo el mundo, dado que muchos países se han visto afectados de manera severa ante el impacto de la pandemia, como es el caso de sus dos principales economía, México (-9) y Brasil (-5.8).

Por su parte, las proyecciones para 2021 apuntan a un crecimiento del 3.6 por ciento en la región, algo más moderado que el 3.7 proyectado en junio. La zona más afectada de la región será Sudamérica, con una caída del 8.1 por ciento, seguida de América Central (-5.9) y el Caribe (-5.4).

Por países, los más afectados serán Perú (-13.9), Argentina (-11.8) y Ecuador (-11), excluyendo a Venezuela (-25), que continúa siendo el único país que mantiene una proyección negativa para 2021 del -10 por ciento y una inflación disparada hasta el 6 mil 500 por ciento tanto en 2020 como en 2021.

De su lado, las caídas más moderadas son para Uruguay (-4.5), uno de los países menos afectados por la COVID-19 en la región; y Paraguay (-4), mientras que Chile, Colombia y Bolivia proyectan caídas del 6, 8.2 y el 7.9 por ciento, respectivamente.

La excepción la conforma Guyana, que es el único país con una proyección positiva del 26.2 por ciento este año, dados los descubrimientos de yacimientos petrolíferos en esta isla caribeña.

Pese a la ligera mejora en sus proyecciones mundiales, el Fondo advierte de que la recuperación será “larga, desigual e incierta”, sobre todo en los casos en los que la pandemia se está desarrollando con más fuerza en la actualidad.

Así, las economías emergentes y en desarrollo, excluida China, podrán incurrir en una mayor pérdida de producción durante 2020 y 2021, en relación a la trayectoria proyectada antes de la pandemia y en comparación con economías avanzadas, lo que empeora significativamente las perspectivas de convergencia global en niveles de ingreso.