"Pese a costos económicos y más pobreza, salud debe ser prioridad", dicen Cepal y OPS

Pese a costos económicos y más pobreza, salud debe ser prioridad, dicen Cepal y OPS
Los impactos por la pandemia del Covid-19 provocarán un retroceso de 14 años en los avances de los niveles de pobreza, además de que en materia económica estamos ante la década pérdida, sin embargo, la salud debe ser prioridad más que la economía, dijeron los titulares de la Cepal y de la OPS.
En videoconferencia para presentar el informe conjunto sobre salud y economía, en el contexto del Covid-19, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, y la directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa Etienne, coincidieron en que no debe haber dilema en torno a si cuidar la salud o la economía, porque indudablemente hay que preservar en primer lugar la salud de la población y cuando se dé la reapertura debe acompañarse de análisis de riesgo.
Las titulares mencionaron estar en momentos en que se requiere pensar en nuevos pactos sociales, nuevos paradigmas y modelos económicos que no dejen fuera a la población más vulnerable.
Por una parte, Bárcena destacó primero debe atenderse la salud y después el tema económico y expuso: "si no se controla la curva de contagios, no puede haber reactivación económica". Asimismo, consideró habrá impactos económicos como el cierre de 2.7 millones de empresas, de las cuales 2.6 millones serán micro empresas, 104 mil pequeñas o medianas; además, el nivel del PIB per cápita retrocederá 10 años y los avances en pobreza 14 años, por lo que se podrá decir que la región vive "la peor crisis económica en los últimos 100 años".
Solamente en México el aumento de la pobreza se espera sea de 41.9 millones a 49.5 millones de la población total y un aumento de pobreza extrema de 11.1 millones a 17.4 millones, "esto está relacionado a la pérdida de empleo" de un millón de fuentes de trabajo, dijo Bárcena.
"¿Si se puede revertir esta situación?, es la expectativa que la creación de empleo y sin duda inyectar recursos a los hogares más pobres es un tema muy importante porque actualmente casi 21 millones de personas reciben transferencias del gobierno federal" mexicano.
Sobre América Latina y el Caribe, la titular dijo se tendrá que ampliar el gasto en salud, por lo que se requerirán políticas fiscales expansivas que garanticen financiamiento sostenible para cerrar las brechas en el ámbito de salud; y agregó: estamos en momentos de pensar en cambios, "es el momento de repensar nuevas cosas, pensar en la urgencia de un mercado más integrado", cambiar el modelo de desarrollo, hacerlo más sostenible y habitable, tener nuevos pactos sociales y un nuevo estado de bienestar.
Por su parte, Etienne dijo necesitamos paradigmas nuevas para sacar a la gente de la pobreza y disminuir la desigualdad, poniendo atención específica en los pobres y más vulnerables; la gente no tiene que decidir sobre curarse, tener un techo donde vivir o comer, y añadió que la pandemia nos mostró que la salud es un derecho y los gobiernos deben garantizarle a la población el acceso a ésta.
Para la directora de la OPS los países deben dejar de discutir si abren la economía o si atienden la salud, pero es claro que lo primero será controlar la pandemia y al mismo tiempo no pueden dejar a la población vulnerable por lo que necesitarán de financiamiento adicional para apoyar a la población. Consideró que la reactivación de la economía debe ser gradual dependiendo del contexto nacional y local, esto requiere de liderazgo político.