Regresa el superpeso y el dólar se vende en 20.53 unidades

Regresa el superpeso y el dólar se vende en 20.53 unidades

A-AA+

CIUDAD DE MÉXICO, junio 22 (EL UNIVERSAL).- El peso mexicano se fortalece este miércoles ante la posibilidad de que las autoridades monetarias del Banco de México lleven a cabo un aumento récord de 75 puntos base en la principal tasa de interés del país para ubicarla en 7.75% su mayor nivel desde noviembre de 2019.
Los inversionistas y analistas estiman que los aumentos a la tasa de referencia en el país continuarán en línea con la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, dependiendo del comportamiento de la inflación, con lo que, en México la tasa podría terminar el presente año en niveles históricos, arriba del 9.0%. 
La divisa mexicana gana terreno en los mercados internacionales, ubicándose alrededor de 20.04 pesos por dólar al mayoreo, lo que significa una apreciación de 0.32% o 6.5 centavos respecto a la cotización del día anterior. 
Por su parte, el dólar al menudeo en las ventanillas de los bancos se vende en 20.53 pesos, cifra 0.58% o 12 centavos por abajo al nivel registrado un día antes, conforme a los datos de CitiBanamex. 
Los principales índices accionarios estadounidenses cierran a la baja luego de las ganancias obtenidas en la jornada anterior. El Dow Jones termina con un retroceso de 0.15%; el S&P 500 con una baja de 0.13%; y el Nasdaq Composite pierde 0.15%. 
Siguiendo el desempeño de los mercados en Nueva York, el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores cierra en los 47 mil 144.36 puntos, lo que significa un retroceso de 2.0%.
En el mercado de las criptomonedas, el bitcoin, la divisa electrónica con mayor capitalización, vuelve a cotizarse abajo de los 20 mil dólares, moviéndose junto con el debilitamiento de las acciones de Wall Street, en medio de las crecientes preocupaciones sobre una recesión en Estados Unidos. 
En opinión de los especialistas, las criptomonedas se han movido en la misma dirección que las acciones durante meses, y los movimientos de este miércoles no fueron una excepción, a medida que el apetito de los inversionistas por los activos de riesgo disminuyó debido a los crecientes temores sobre una recesión económica.