La "isla más remota" crea zona de protección de vida marina

La isla más remota crea zona de protección de vida marina

Una isla de apenas 245 habitantes anunció la creación de una zona de protección de fauna en un área remota del Atlántico Sur tres veces más grande que Reino Unido. La isla Tristán de Acuña busca proteger la vida marina en peligro, como el pingüino de Mosley y el albatros pico fino.

El gobierno del territorio británico de ultramar, que se considera la isla habitada más remota de la Tierra, dijo el viernes que se prohibirá la pesca y otras "actividades de extracción" en 627.247 kilómetros cuadrados del océano en torno a Tristán da Cunha y las otras cuatro islas mayores del archipiélago.

El territorio dijo que el santuario será la "zona vedada" más grande del océano Atlántico y la cuarta del mundo para proteger los peces y las decenas de millones de aves marinas que se alimentan de ellos. En la zona, equidistante entre Sudáfrica y Argentina, se encuentran el 85% de los pingüinos de Mosley, 11 especies de ballenas y delfines y la mayoría de los lobos marinos subantárticos, según el Pew Bertarelli Ocean Legacy Project.

"Nuestra vida en Tristán da Cunha siempre se ha basado en nuestra relación con el mar y así es hoy", dijo el jefe de la isla, James Glass, en un comunicado. "Por eso protegemos el 90% de nuestras aguas y nos enorgullece poder cumplir un papel crucial para conservar la salud de los océanos".

La zona de protección formará parte del Programa Cinturón Azul británico, que asigna 27 millones de libras (35,5 millones de dólares) a la conservación de la vida marina en los territorios de ultramar. La iniciativa protege 11,1 millones de kilómetros cuadrados de ambiente marino, el 1% de los océanos del mundo, dijo la oficina del primer ministro Boris Johnson.

En las aguas en torno del archipiélago se alimentan las especies de aves albatros de Tristán y albatros pico fino.

Las islas son también el hábitat de varias especies de aves terrestres que no se encuentran en otras partes del mundo, como el yal de Wilkins, el ave más rara de Reino Unido, y el rasconcillo de Tristán, el ave no voladora más pequeña del mundo, según la Real Sociedad para la Protección de Aves.

El territorio abarca cuatro islas principales, la más grande de las cuales es Tristán de Acuña, situada 2.810 kilómetros al oeste de Ciudad del Cabo. Los holandeses la descubrieron en 1643 y Reino Unido tomó posesión en 1816 al instalar el primer asentamiento permanente.