La OMM saluda que el Nobel de Física vaya para la ciencia del cambio climático

La OMM saluda que el Nobel de Física vaya para la ciencia del cambio climático

GINEBRA, Suiza (EFE).- El jefe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Peteri Taalas, saludó hoy que el premio Nobel de Física de este año haya recaído en tres investigadores de "la ciencia del cambio climático" y confió en que esto subrayará la urgencia de actuar para mitigar los efectos de este fenómeno en los próximos años y décadas.

Es la segunda vez que la Real Académica de Ciencias Sueca, que atribuye este galardón en sus diferentes versiones, basa su elección en el aporte de investigaciones relacionadas con el cambio climático.

En 2007, el premio Nobel de la Paz fue concedido al Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), la entidad que genera ciencia en torno a los desequilibrios y al calentamiento que está sufriendo el planeta como producto del aumento de la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera, generados en su mayor parte por la quema de combustibles fósiles.

Los científicos Syukuro Manabe, Klaus Hasselmann y Giorgio Parisi fueron distinguidos hoy con el Nobel de Física 2021, con el que se ha querido reconocer "los nuevos métodos para describir sistemas complejos y predecir a largo plazo su comportamiento", como es el caso del clima de la Tierra.

Taalas dijo que este premio demuestra "el alto valor que se otorga la ciencia del clima" y recordó la época reciente en la que "había escépticos o negacionistas de la evidencia científica que demuestra el cambio climático".

"Es bueno saber que esas ideas ya no son tan visibles y que la ciencia del clima ha sido escuchada, así como sus advertencias de que el cambio climático es una amenaza importante para la humanidad".

Lamentó, no obstante, que todavía no haya ambición política suficiente para contener el aumento de la temperatura a 1.5 grados centígrados -considerado un límite seguro- y advirtió que al ritmo actual el mundo se está dirigiendo más bien a un aumento de 3 grados. 

"No podemos esperar décadas para actuar y esto también es un mensaje para países como China, que quieren alcanzar la neutralidad de carbono en 2060, pero sin tener planes concretos para las próximas décadas", recalcó.