A la orilla del pozo

A la orilla del pozo

Querido amigo, Seguimos en una de las ciudades más importantes de Mesoamérica la cual se ha considerado como una ciudad – estado, que en su época de apogeo llego a dominar una vasta porción del territorio maya en lo que hoy se le conoce como las tierras bajas del sur en donde queda comprendida la península de Yucatán.

Es una ciudad construida en el año 435 d.C., por los mayas clásicos en lo que se denomina como Chichen Viejo siguiendo los estilos arquitectónicos chenes y puuc, los que prevalecieron hasta el año 625 d.C.

En el año 900 de nuestra era con la llegada de los Itzáes llegó un nuevo estilo arquitectónico caracterizado por líneas severas en donde existe la predominancia del Kukulkán, hoy en día a ese estilo se le conoce como Maya- Yucateco.

Pareciera mentira pero aún en nuestros días existe incertidumbre sobre la función de los edificios monumentales de Chichén Itzá y también poco se sabe de cómo se desarrollaba la vida cotidiana en este ancestral sitio, tan sólo existen vagas suposiciones e interpretaciones, por lo cual el trabajo para arqueólogos, antropólogos e historiadores ofrece un gran reto.

La proliferación de edificios monumentales y de gran riqueza arquitectónica en su diseño, ha hecho de esta ciudad un sitio de peregrinar de turistas, pero también dicen que los actuales mayas en fechas importantes y lejos de la mirad inquisitiva de los turistas nacionales y extranjeros, acuden al sitio para ofrecer ofrendas y llevar a cabo algunas ceremonias para encontrase con sus dioses, costumbre que no ha podido ser relevada con la llegada de los misioneros durante la conquista, ni por la arrolladora incursión de la tecnología.

Las principales edificaciones de esta ciudad – estado son; El Castillo, El Templo de los Guerreros, Plataforma de Venus, El Juego de Pelota, El Osario, El Caracol u Observatorio, El Chichanchob, Anexo de las Monjas, Templo Norte o del Hombre Barbado, Plataforma de las Águilas y los Jaguares.

Resulta una gran experiencia recorrer el sitio arqueológico, visitarlo con suficiente tiempo para poder admirar en toda su plenitud cada una de las edificaciones, para poner especial cuidado en el labrado de la piedra caliza con que están construidas, porque cada uno de los grabados representa una etapa de la vida de los antiguos mayas y consecuentemente tratar de analizar la situación actual del pueblo maya y mestizo que habita la península de Yucatán y así comprender una parte muy importante del mundo maya y el México actual.

Te escribo esto desde la orilla del pozo en donde viven los Brujos del Agua