El teatro en México está en terapia intensiva

El teatro en México está en terapia intensiva
Foto: Archivo
Cámara térmica en la entrada del recinto, un área en el lobby de sanitización y expendedor de gel antibacterial, señalamientos de sana distancia y butacas canceladas en el interior de la sala, es parte de la nueva dinámica que se mostró en el Centro Cultural Teatro I para recibir a la prensa que fue convocada el día de ayer por la Sociedad Mexicana de Productores de Teatro A.C. (Teatromex), con el fin de hablar de la urgencia que hay en la industria teatral por volver a la actividad y la propuesta de bioseguridad que ellos hacen a las autoridades para acelerar el proceso de reapertura de los teatros, desde hace cinco meses en paro.
"Es momento de empezar hablar del regreso del teatro, no queremos hacer nada que ponga en peligro la salud de nadie, ni de nosotros, ni del público, pero creemos que con las medidas protocolarias establecidas y los cuidados necesarios es posible que volvamos, y es urgente que lo hagamos porque nuestras empresas están desmoronándose", dijo el productor Morris Gilbert.
Él junto a sus colegas y miembros del consejo consultivo de Teatromex, Tina Galindo, presidenta; Tito Dreinhüffer, director general; Guillermo Wiechers, presidente interino; Alejandro Gou, Gerardo Quiroz y Juan Torres, hacen un llamado a las autoridades federales y locales, para que haya un acercamiento efectivo que les permita plantear un regreso del teatro de manera ordenada y segura.
Gerardo Quiroz señaló que el teatro fue una de las primeras actividades en parar en el mes de marzo, cuando la emergencia por el Covid-19 comenzó, y al parecer será la última en regresar, lo que pone a los más de 128 miembros de Teatromex y las demás organizaciones teatrales, en una situación complicada en todos los aspectos.
"Aquí lo preocupante es que hasta que las autoridades revisen los protocolos que vamos a proponer, tendríamos gradualmente que volver incluso con pérdidas, pero tenemos ya que reactivarnos, tenemos miles de familias que dependen de nosotros. Considerando que lo principal es la salud del público y de nuestros eventos, creamos un protocolo propuesta para que sea revisado por la autoridad local y federal, y cuanto antes nos permitan regresar.
"No sólo la sana distancia y la desinfección y sanitización, sino hacer periódicamente la prueba (del Covid-19) a nuestro elenco y empleados para demostrar que no están contagiados; que el personal técnico y de producción use cubrebocas desde antes de asistir a su trabajo, y tener una distancia entre el elenco y el público, del proscenio hay una distancia de tres metros hasta la primera fila, eso garantiza que no puede haber ningún tipo de contagio; nuestros actores, técnicos, músicos, todos están dispuestos a respetar el protocolo al 100%", declaró Gerardo Quiroz al hablar a grandes rasgos de las medidas de bioseguridad que proponen.
El productor Alejandro Gou señaló que hay más de 10 mil familias que dependen de un teatro abierto y que al día de hoy están viviendo una dura realidad al no percibir un salario, porque no sólo son actores, también músicos, bailarines, acomodadores, taquilleros, técnicos, vestuaristas, dramaturgos, directores, escenógrafos, diseñadores, por mencionar algunos puestos.
"Lo que queremos nosotros es que nos traten igual que a los demás gremios, que vean que el teatro aparte de ser cultura, es un negocio que mantiene a muchas familias. Nuestra petición formar es tener el 50% del aforo, cumpliendo con todas las normas de sanidad; lo que queremos es que el gobierno nos escuche, ya tiene esta propuesta en sus manos, pero no hemos tenido una respuesta concreta para accionar y sigamos adelante con esto. Si el teatro era un gremio en peligro de extinción, ahora estamos en terapia intensiva, porque volver va a costar mucho trabajo, necesitamos que nos den luz verde y ya cada productor decidirá si hace un monólogo, una obra de tres personas o un musical", señaló Alejandro Gou.
Quiroz resaltó que no estaban hablando únicamente por el gremio teatral, comercial o cultura, sino por todas las artes escénicas y ramas del entretenimiento que en este momento ya se encuentran en un estado crítico.
"El llamado de hoy es urgente, es enérgico, es respetuoso, pero es impostergable. Lo que pedimos como representantes de la Sociedad Mexicana de Productores de Teatro, que los servicios culturales sean declarados servicios de primera necesidad, así lograríamos que todos los involucrados en la industria teatral tengan acceso a un fondo de rescate económico. Pedimos que nuestros empleados puedan aplicar a los créditos a la palabra y el rescate económico", expresó Guillermo Wiechers.