"Mafalda", su rebeldía, sus amigos y frases

Mafalda, su rebeldía, sus amigos y frases
Foto: AP


Las frases de la niña "Mafalda" que creó "Quino" hace 56 años nunca perdieron vigencia. Esta mañana de miércoles su creador murió.

El personaje vio la luz en la tira de la revista "Primera Plana", que no fue menos mítica que ella.

Vigente como pocos, crítica como en aquellos álgidos años de guerra fría en que creció y convenció a multitudes, "Mafalda" sigue manifestándose contra la guerra, contra la falta de sentido común, contra las incongruencias de los mayores y contra este mundo del que reniega como entonces, cuando decía que: "Habiendo mundos más evolucionados, justo venimos a nacer en este…".

Todas, cuestiones en las que su creador se veía reflejado.

En 1964 fue publicada por primera vez la tira que fue traducida a más de 30 idiomas.

A lo largo del año, "Quino" y su personaje más célebre no pararon de recibir reconocimientos.

Nada mejor que recordarla mediante sus frases o con aquel grito desesperado de "paren el mundo que me quiero bajar".

Han pasado 56 años, y en todo el mundo donde fue escuchada y leída, su figura infantil es un icono de humor y rebeldía:

"No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Lo que pasaba era que los que estaban peor todavía no se habían dado cuenta…".

Los personajes

"Mafalda", soñadora siempre con la paz, a la que ve siempre lejana. Su amor por la paz, los Beatles y la dignidad humana son tan sólo superados por su eterno odio a la sopa.

Papá, clasemediero, apasionado y amante de sus plantas, en una lucha eterna contra las hormigas. Frecuentemente padece la curiosidad y preguntas incómodas de su hija.

"Raquel", madre y ama de casa. Además de la lucha constante alrededor de la sopa, "Raquel" lamenta en el fondo haber abandonado la carrera, un recuerdo que resurge constantemente por los comentarios de "Mafalda", para su pesar.

"Felipe", enamorado emprendido, admirador del heroísmo de "El Llanero Solitario" y procastinador profesional.

"Manolito", un poco cabeza dura; es hijo del dueño del almacén Manolos y su eterno publicista, aspirando siempre a expandir ese pequeño negocio. El único personaje que explícitamente sufría de violencia paterna, usado en ocasiones por "Quino" para comentar sobre violencia infantil.

Susanita, amiga de "Mafalda" pero con suelos opuestos. Siempre anhela tener hijitos y un marido; en el fondo teme que ese marido acabe siendo Manolito.

"Miguelito", el más joven, cabello de lechuga, arrogante e incomprensible a veces, incluso para "Mafalda".

Libertad, una amiga que no siempre aparece; es la última que se une al grupo, convencida de la democracia y la libertad como dice su nombre.

"Guille", el hermano menor, irreverente, ocurrente y al contrario de su hermana amante de la sopa.

"Paren el mundo me quiero bajar"
"Quino", quien recibiera muchos de los premios del mundo, y entre ellos fue galardonado con el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, 2014, y en el mismo año fue investido como de Caballero de la Legión de Honor de Francia, creó un mundo de imágenes y palabras que son parte del imaginario universal.
Frases como: "Al final ¿Cómo es el asunto? ¿Uno va llevando su vida adelante, o la vida se lo lleva por delante a uno?", y "No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Lo que pasaba era que los que estaban peor todavía no se habían dado cuenta", son emblemáticas en la obra del artista argentino.
Aquí te anotamos otras que nadie que se haya acercado a "Mafalda" y a sus amigos, olvidará.
"Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, después es el mundo el que lo cambia a uno".
"Hay más problemólogos que solucionólogos".
"¿Y cuál es el gran mal del mundo? Lo tengo clarísimo: la ambición de poder y de dinero. Es la madre de todas las desgracias que han sucedido y se sucederán".
"¿Y puede haber humor sin un poco de maldad? No. El humor requiere cierta maldad, una dosis pequeña, pero maldad al fin y al cabo. Se trata de encontrar lo gracioso dentro de lo trágico".
"¿No te duele un poco decirle subdesarrollado al país? ¿Y qué quieres que le diga? Un país amateur".
Pero estas son unas pocas frases del maravilloso mundo edificado por "Quino", un ser en el que destacan divertidísimos y variados apuntes sobre la religión, la muerte, las dictaduras militares, el poder, la vida, el amor, la amistad, el juego y los sueños.
Un día, el padre de "Mafalda", señaló: "Tengo muy clara cuál es mi mayor bondad. Cada día, muchos padres me agradecen que, gracias a 'Mafalda', sus hijos empezaron a leer. Eso es lo mejor que he hecho en mi vida. El humor que he dibujado ha servido para algo".