Subasta de mural de Keith Haring causa polémica

Subasta de mural de Keith Haring causa polémica

Nueva York.- El concepto de la subasta de una obra de arte vuelve a ser objeto de controversia en Nueva York, y en este caso el protagonista es un mural del icono del pop art y el grafiti estadounidense Keith Haring, el primero que sale a la venta.

"Nunca ha habido en el mercado un mural de Keith Haring, y es muy raro encontrar un mural que ha estado en un espacio privado a la venta", explica a Efe Lisa De Simone, la especialista en Arte de Post-Guerra y Contemporáneo de la casa Bonhams, donde se venderá al mejor postor.

Se trata de un mural de grandes dimensiones, de 25 metros de largo, que Haring pintó en un centro juvenil católico en el noroeste de Manhattan en 1983 o 1984, con la intención de "alegrar" un espacio dedicado a los niños.

Unos opinan que la obra no debería pasar a manos privadas, probablemente de adinerados coleccionistas, y otros señalan que nunca fue propiedad del público.

PIEZA

En concreto, la obra de arte ocupa tres pisos del hueco de la escalera del edificio del centro para jóvenes, conocido como "Grace House", en la que el artista plasmó algunas de sus figuras más conocidas, como el "perro ladrador" o el "bebé radiante".