Vladimir Sagaydo dirigirá la Orquesta Sinfónica

Actuará el violoncellista Jesús Roberto Gómez

Vladimir Sagaydo dirigirá la Orquesta Sinfónica

Vladimir Sagaydo llegó a San Luis, hace 19 años, como niño prodigio del cello para ser uno de los músicos fundadores de la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí, para luego trasladarse a la Ciudad de México.

Ahí, desarrolla una intensa y destacada trayectoria como músico, profesor y director artístico y esta noche, se presenta por primera vez como director huésped de la OSSLP en el Teatro de la Paz, como parte de la Temporada de Conciertos Otoño Invierno.

OBRAS

Integrada por cinco movimientos, la Tercera Sinfonía en Re Mayor, Op. 29, será la obra con que iniciará la OSSLP los conciertos de este fin de semana. Compuesta en 1875, a esta pieza se le conoce como "Polaca" y es la sinfonía más alegre del autor y la única escrita en modo mayor; en ella Tchaikovsky reúne su magistral técnica sinfónica de construcción lógica y gran riqueza armónica, llena de ingeniosos efectos orquestales que nos recuerda que en esa época el autor estaba componiendo el ballet "El Lago de los Cisnes".

primer concierto

Tras un breve intermedio, saldrá a escena por primera vez como solista el joven violoncellista Jesús Roberto Gómez Jorge, quien inició sus estudios musicales a los seis años y a los nueve debutó como solista con la Orquesta Juvenil de la Escuela de Iniciación Musical Julián Carrillo.

Actualmente Gómez Jorge es integrante del cuarteto "Omnes Cello" y continúa su preparación a través de clases magistrales con pedagogos como Iñaqui Exteparre (España), Serguei Sovorov (Rusia), Chris Theirnert (Alemania) y Lioudmila Blegariam (Rusia-México).

Con él la OSSLP, bajo la dirección de Sagaydo, interpretará el Primer Concierto para Violoncello en La menor, de Camille Saint-Saëns.

Escrito en 1872, cuando Saint- Saëns aún era considerado como "el joven modernista, radical" en el círculo de conservadores musicales de Francia, el concierto fue estrenado un año después con Auguste Tolbecque al cello, músico a quien dedicó esta pieza y con la que alcanzara un gran éxito, llegando a considerarse por muchos compositores, incluyendo a Shostakovich y Rachmaninov, como el mejor concierto de violoncello de todos. 

PIEZA

En esta obra en formato convencional de tres tiempos, Sait-Saëns fue más allá  del formato romántico al mostrar al cello como un héroe en conflicto con la orquesta, manteniéndolo como el centro de atención durante gran parte de la obra, alejándose de la atmósfera romántica para arribar a la neoclásica.