Rateros de otro nivel

Si el común se queja de la efectividad de las autoridades para perseguir ladrones ordinarios, éstos ya pueden quejarse de inequidad si se compara lo lenta que puede ser la justicia para delincuentes que afectan al erario.

Rateros de otro nivel

Robar tiene de las autoridades un tratamiento muy diferente cuando el botín es recurso público. Es neta.

En reportes de la Fiscalía General del Estado, el 17 de septiembre de 2018 varios sujetos armados asaltaron la empresa heladera San My. Hasta el pasado 4 de julio, la Fiscalía ha anunciado cuatro detenciones de presuntos participantes en el atraco, de uno en uno.

Un atracador que huyó a Oaxaca requirió más tiempo. Cometió un asalto el 12 de abril de 2018 y fue detenido en el sureño estado el pasado 27 de junio. Más rápida, la detención de un tipo que robó una tienda de conveniencia el 6 de junio y anunciaron su aprehensión cinco días más tarde. Los tiempos entre hecho delictivo y detención de presunto responsable pueden ser muy diversos; es posible también que el atracador se las ponga complicada, o las autoridades no se apliquen y nunca lo atrapen. Pero detenciones porque se consiguió indicio, unas más tardadas que otras, ahí están.

Denunciado a finales de noviembre de 2016, el hackeo millonario a una cuenta de la Auditoría Superior del Estado es hoy un hecho delictivo sin siquiera presuntos responsables, no obstante que la rastreabilidad quedó manifiesta desde su denuncia. 

Fechada el 24 de noviembre de 2016, y sellada de recibido en la Visitaduría General de la entonces Procuraduría el 25 siguiente, la denuncia del entonces auditor superior José de Jesús Martínez Loredo, señala que las transacciones electrónicas restaron 7 millones 237 mil 972 pesos a una cuenta de la ASE en Banco Mercantil del Norte.

Menciona que cuando abrieron esa cuenta, en febrero de 2014, el banco les entregó "los token correspondientes", uno de ellos denominado "administrador", el que describe como "la llave que da los permisos necesarios para hacer todos los movimientos bancarios" desde servidores. El auditor refiere otra vez en plural "los token", o sea, más de una persona en la ASE tenía acceso a mover esa cuenta. Sin embargo, no precisa cuántos de estos dispositivos de manejo había, ni quién más los tenía.

Los movimientos los detectó primero la jefa del Departamento de Recursos Financieros, usuaria del token "administrador". El viernes 18 de noviembre de 2016 le cambiaron el equipo de cómputo para instalarle una nueva versión operativa. Una vez que se lo entregaron, intentó ingresar al sistema de Banorte y no pudo. Soporte Técnico del banco se puso en contacto con ella; tras reintentarlo, le dijeron que quizá en un par de horas más, pero para entonces ella ya habría salido del trabajo y se atravesaba un fin de semana largo por el aniversario de la Revolución. Quedaron de comunicarse el martes 21.

Al regreso a la actividad, el 21, asesor técnico y funcionaria volvieron a intentar el acceso, sin éxito. En el reintento estaban cuando la llamó el encargado de Adquisiciones de la ASE la llamó para comentarle que una proveedora le envió un correo electrónico donde le informaba haber recibido la notificación de dos transferencias a su cuenta, una por 3 millones 50 mil pesos y otra por 3 millones 150 mil, con fechas de operación para el día siguiente.

La encargada de Servicios Financieros se sorprendió porque tenía cuatro días de intentos fallidos de acceso a la cuenta. Pidió al banco un corte y le enviaron por correo cuatro operaciones no reconocidas, pues había otras dos por 648 mil 452 pesos y otra por 389 mil 520 pesos.

El auditor se quejó de que el banco cambió su trato cuando exigieron el reintegro del dinero, con el alegato de total responsabilidad de la institución bancaria porque no garantizó la seguridad tecnológica suficiente. Martínez Loredo también recurrió a Condusef, con el mismo argumento.

El 13 de enero de 2017, la ASE recuperó 6 millones 200 mil pesos. Con ese dinero habían pagado a una agencia Audi en Guadalajara varios autos de lujo. Se hizo ruido con el detalle, pero extrañamente nunca se dio a conocer a nombre de quién, o de quiénes, se hizo esa compra frustrada. Cuando alguien compra un auto, es de ley que la agencia registre a nombre de quién estará el vehículo como propietario.

Martínez Loredo se tuvo que ir de la ASE sin recuperar el faltante, un millón 37 mil 972 pesos. Que Banorte no pudo rastrear más allá porque fue depositado en una cuenta de BBVA en Michoacán y eso se convirtió en una complicación insalvable.

Su sucesora, Rocío Cervantes Salgado, asentó este faltante en las no conformidades de la entrega recepción y ordenó indagar. En febrero de 2018, la contraloría Interna de la ASE recibe una orden muy básica: que proporcionara los nombres y cargos de los servidores públicos que tenían acceso en noviembre de 2016 a la cuenta hackeada.

La respuesta es que "todos los movimientos bancarios se realizaron en forma mancomunada con dos firmas", la del auditor y la de la coordinadora de administración y finanzas. Además, el manejo operativo de las cuentas estaba en manos de la jefa del departamento de Recursos Financieros que detectó los movimientos. Hablan de firmas de manejo de cuentas, no de los token. Difícil saber en qué punto de contemplación tibetana se ha quedado la Fiscalía en este asunto.

Dos años y siete meses y ni por asomo una presunción. Ya se entiende por qué camino van los casos de "La ecuación corrupta" y la "fiesta fantasma".

ROLLOS SUELTOS

CARAMELO A CAMBIO. Que entre Morena y un PRI cableado desde una oficina de Palacio de Gobierno, tejieron un proyecto para modificar los cambios previstos en la Ley para gobernar el segundo año la LXII Legislatura: Morena se queda en la presidencia de la Jucopo y el PRI preside la Mesa Directiva. El PAN queda fuera y a cambio "le conceden" proponer a su gusto el relevo del consejero de la Judicatura que "le toca" al Poder Legislativo, Carlos Alejandro Ponce Rodríguez, y cuyo periodo termina el 30 de agosto.

INTERCEPTADA. La propuesta de arreglillo asomó las plumas antes de que se votara lo del juicio político al secretario de Seguridad y tuvieron que guardarla en el cajón, pues por el lado del PAN se pusieron en guardia.

LO QUE TOCA. El artículo 78 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo establece: si ningún grupo parlamentario tiene mayoría absoluta, es decir 50% más uno, "la presidencia de la Junta se ejercerá durante un año consecutivo por cada grupo; mismo que escogerán según el orden de su representación parlamentaria". Entonces, es un año para la mayoría relativa, que ya ejerce Morena; un año para la primera minoría, que es el PAN y es el siguiente, y el tercero para la segunda minoría, el PRI.

EL REBOTE. En la reciente visita del candidato a dirigente nacional del PRI, el campechano Alejandro "Alito" Moreno Cárdenas, a priistas locales les llamó la atención que un correligionario con cargo presentara al diputado Martín Juárez Córdova como "el próximo presidente de la Directiva del Congreso", con tono de subrayar cuan relevante era su presencia en los eventos del aspirante a dirigir al priismo nacional. Tanta seguridad hace pensar que la iniciativa Morena-PRI para controlar el Congreso el segundo año legislativo no está totalmente descartada.

CERDO ENTOMATADO. Y para hacer estructura para la elección interna nacional, y las que vengan, el PRI hará campaña puerquera de afiliación. Operadores en Matehuala, donde el tricolor convocó a un evento promocional con presidente estatal incluido en la colonia La Lagunita, enviaron por Whats app que habría refrigerio y "rifa de diez puerquitos para los señores que asistan y estaremos regalando tomate".

NO QUEDÓ CONFORME. Por lo que consideró "faltas al debido proceso e impartición de justicia", el diputado Edgardo Hernández Contreras promovió amparo contra la Comisión Jurisdiccional del Congreso para el procedimiento de Juicio Político contra el secretario de Seguridad, Jaime Ernesto Pineda Arteaga. Se la desecharon porque este tipo de procedimientos de orden político son facultad soberana del Congreso, conferida por la Constitución del Estado. Hernández Contreras fue el promotor del finalmente descartado proceso.

LA TIRA DE LAS NETAS

LA "CARIÑOSA" LÍNEA A DIPUTADOS DE MORENA

"Álcenla, pinches pendejos, (van a votar) por la negativa. Hijos de su pinche puta madre. Pendejetes de mierda"

Jesús Martín del Campo, presidente de la Mesa Directiva del Congreso de la Ciudad de México y militante de Morena, arengando en susurros a los legisladores de su partido para que desecharan un punto de acuerdo, a propuesta del PRD, para aclarar bajo qué condiciones operará la Guardia Nacional en la capital del país. Presuntamente, el líder morenista no se dio cuenta de que el micrófono de la tribuna estaba abierto. Proceso (3/VII).

EL FIN DE LA NEGACIÓN

 "En un plano hipotético todos somos capaces de hacer mucho daño... ()... es fácil incluso asumir el asesinato, y debemos aceptar que todos somos capaces de cometerlo".

Julia Shaw, psicóloga investigadora de la University College London y autora del libro "Hacer el mal", un ensayo sobre la muy humana capacidad de hacer daño a otros". EPS.