El América salió hacia el estadio Hidalgo y la gente no le importó las cuestiones de distancia en esta pandemia. La afición de las Águilas se arremolinó afuera del hotel de concentración para ver la salida de los jugadores sin que ninguna autoridad les haya hecho alguna recomendación por alejarse de la zona.
Algunos con tapa bocas, otros con caretas, algunos pocos sin ninguna protección, pero demasiado juntos como para no evitar algún contagio en estos tiempos de pandemia.
Miguel Herrera, técnico de las Águilas, salió con cubrebocas directo al autobús, al igual que Memo Ochoa y Federico Viñas, los más aplaudidos del plantel, sin pararse con nadie, solo dando saludos a la distancia.
América visita a los Tuzos en el juego que abre su participación en el Guardianes 2020. Las Águilas no han perdido con los hidalguenses en cuatro Juegos.
El tránsito atrasó un poco la llegada del autobús de las Águilas, apenas siete personas se dieron cuenta del arribo del equipo capitalino y corrieron para tomarles fotografías.
No hubo más aficionados cerca del inmueble, parece un día normal, como si no se jugara ningún partido.