Alemania debate eliminar las autopistas sin límite de velocidad

El entrante canciller solista ofreció en campaña reducir las emisiones de carbono

Alemania debate eliminar las autopistas sin límite de velocidad

Las famosas Autobahn alemanas, autopistas sin límite de velocidad, podrían tener sus días contados. Al menos si Olaf Scholtz, el sucesor de Angela Merkel en la Cancillería, consigue llevar a buen puerto las negociaciones para formar gobierno de coalición.

El SPD, su partido y ganador en las recientes elecciones, llevaba en su programa la acción climática, como «el gran desafío del siglo». Eso incluía la «introducción de límites de velocidad de 130 km/h en las Autobahn, una medida que protegerá el medio ambiente y reducirá notablemente los accidentes».

Las autopistas alemanas de velocidad libre son en realidad sólo ciertos trayectos y con conductores con bastante educación que se apartan cuando viene alguien mucho más rápido.

Además, su existencia no ha impedido quela siniestralidad en Alemania haya bajado de 85 muertes en accidente por millón de habitantes en 2000 a 33 en 2020, por debajo de las 42 de media en Europa. Además, los 3.046 fallecidos del pasado año son la cifra más baja en los últimos 60. De ellos, sólo el 11% se produjeron en siniestros en autovías y autopistas.

Los socialdemócratas de Scholtz, además, están negociando gobierno de alianza con los Verdes y con los liberales, ambos manifiestamente a favor de esta medida restrictiva, que se apoyaría en la reducción de emisiones. La Agencia Federal del Clima alemana estima unos dos millones menos de toneladas de CO2 cuando el transporte por carretera emite 158 al año.

Es cierto que la SFD ya estuvo en el gobierno entre 1998 y 2005 y no aplicó esta medida, pero la presión del movimiento ecologista en aquellos años no es ni remotamente comparable a la actual. A pesar de ella, los conservadores (la CDU de la ex canciller Merkel), los neoliberales de la FDP y la extrema derecha (AfD) están en contra de limitar las Autobahn.

Curiosamente, la medida ha llegado hasta el mundo de la Fórmula: Sebastian Vettel se ha mostrado a favor de la medida.

«Que no haya límites de velocidad se suele confundir con una libertad que tiene la gente en Alemania, pero es un error. Yo no me siento oprimido cuando vengo a Turquía por eso, o en Inglaterra o en Estados Unidos, en un país en donde haya límites», argumentaba el tetracampeón del mundo.

La población alemana está dividida respecto a la idoneidad de la medida, así como los  fabricantes de autos (en especial las marcas premium y fabricantes de deportivos).