¿Cómo salvar 5,627 vidas al año en México?

La paradoja: nuestro país exporta autos con eficientes dispositivos de seguridad de serie, pero muchos modelos para el mercado mexicano no los tienen y eso tiene un alto costo en accidentes fatales

En México podrían salvarse 5,627 vidas anualmente (28%), si las armadoras de autos incluyeran una serie de dispositivos de seguridad que ya existen, que incluso en México instala en los autos que exporta, y si se colocara en cada vehículo una etiqueta que informe al consumidor el nivel de seguridad del mismo.

Es la conclusión a la que llegó Latin NCAP, el organismo que realiza pruebas de impacto y de seguridad de los modelos que se venden en la región, y que surge de la investigación "Mejoras de los Estándares de Seguridad de los vehículos en América Latina y el Caribe a través de la adopción de Reglamentos de Naciones Unidas (ONU) y sistemas de información al consumidor".

Con la colaboración del Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe (LatinNCAP), la Universidad de Chicago y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el BID presentó un informe sobre el impacto en salud, los costos y los retos que resultarían de adecuar la seguridad vehicular de la región a estándares internacionales.

El reporte analiza las regulaciones de seguridad vehicular existentes en Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, México y Uruguay. En ellos ocurre un promedio de 60 000 fallecimientos al año en siniestros viales. 

En el caso de los dispositivos de seguridad, se analizaron los frenos antibloqueo (ABS), el control de estabilidad (ESC), las bolsas de aire frontales y laterales, los cinturones de seguridad, las barras de impacto lateral en las puertas, los protectores laterales, apoyacabezas y diseño frontal del vehículo para la protección de los peatones.

Desde el organismo destacaron que si todos estos elementos estuvieran de serie en los vehículos, la reducción de víctimas fatales sería de entre 33 000 y 53 400 personas.

Pero además, Latin NCAP sostiene que si se tuvieran en cuenta mecanismos como los que propone para mejorar el diseño de los autos (en lo que hace a seguridad), en la región América Latina y Caribe se podrían evitar unas 7400 muertes más.

La implementación obligatoria del control de estabilidad (ESC) podría salvar 22 800 vidas en la región por año. Las bolsas de aire laterales podrían evitar 3300 muertes, ya que son el dispositivo más importante para mitigar lesiones y muertes en caso de choque lateral.

Otro caso es el diseño de vehículos pensando en los peatones, que podría descender en 7100 las fatalidades por atropello, informó Latin NCAP. Cabe aclarar que el estudio no incluyó el impacto que estas mejoras traerían en cantidad de heridos, que se evitarían decenas de miles.

El estudio, presentado por Amado Crotte, especialista senior de transporte del BID, abunda en que el número de vidas que podrían salvarse de incoporar mayores regulaciones, que cada auto obtenga una validación y con ello se promocione en el mercado, reduciría en 28 por ciento las fatalidades por siniestros viales en México, es decir, 5 mil 627 muertes menos por año.

El estimado mínimo de las vidas que puede salvar el frenado ABS en México es de 1,578 personas, el ESC 632, el cinturón de seguridad 3,139, las bolsas de aire frontales 805, las bolsas de aire laterales 644, la barra de impacto en puerta lateral 31, la estructura y protectores laterales 366, el sistema optimizado de protección contra impactos laterales 1,446 y el diseño frontal para la protección de peatones 1,641.

"La industria mexicana tiene potencial de cumplir con las normativas más exigentes desde el punto de vista técnico y sus acuerdos comerciales ayudan a sustentar a largo plazo esta decisión", exhibe el análisis.

l Banco Interamericano de Desarrollo (BID) puso en marcha el proyecto "Bien Público Regional" (BPR), en respuesta a la necesidad de abordar la seguridad de los vehículos como un componente clave de la seguridad vial y teniendo en cuenta los bajos resultados en evaluaciones de seguridad vehicular de los automóviles de pasajeros, así como las altas tasas de fatalidades en América Latina, donde cada año mueren en siniestros viales 19.2 de cada 100,000 habitantes, más del doble que en las economías maduras.

El estimado mínimo de las vidas que puede salvar el ABS en México es de 1,578 personas, el ESC 632, el cinturón de seguridad 3,139, las bolsas de aire frontales 805, las bolsas de aire laterales 644, la barra de impacto en puerta lateral 31, la estructura y protectores laterales 366, el sistema optimizado de protección contra impactos laterales 1,446 y el diseño frontal para la protección de peatones 1,641.