Costosos, seguros de autos eléctricos

Costosos, seguros de autos eléctricos
Los autos eléctricos tienen un sofisticado funcionamiento y un extraordinario diseño, sin embargo, resulta que no solo es costoso adquirirlos, sino que mantenerlos asegurados también representa una buena suma de dinero.
Sin embargo, eso no impide que su consumo haya aumentado considerablemente en los últimos 10 años, pues de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (AIE), la flota mundial de autos eléctricos superó los 5,1 millones en 2018.
Y dentro de los atractivos de este tipo de autos resalta su contribución con el medio ambiente, ya que según AGCS- Allianz Global, un auto eléctrico típico de Europa produce menos gases de efecto invernadero y contaminantes del aire que su equivalente en gasolina o diesel. Aunque la duda persiste: ¿por qué son más caros los seguros de este tipo de autos? En Autopistas te lo decimos.
De acuerdo con un estudio publicado por AGCS- Allianz Global, el crecimiento anticipado del consumo de los autos eléctricos trae consigo la posibilidad de problemas de rendimiento, así como de costos de reparación más caros. Esto sin mencionar las ciberamenazas y el problema del remplazo de las baterías.
De hecho, en un comunicado de prensa emitido por AGCS- Allianz Global, Carsten Reinkemeyer, el Jefe de Investigación de Tecnología y Seguridad de Vehículos en AZT Automotive, declaró que si la batería de un automóvil eléctrico tuviese que ser reemplazada, podría ocasionar una pérdida total en muchos casos, además, el hecho de que solo se pueda acudir a talleres de reparación especializados también contribuye a una alza de costos.
A lo anterior hay que sumarle que la necesidad de innovación tecnológica, los ciclos de desarrollo cortos y la nueva impresión 3D / 4D en producción, puede contribuir al aumento de defectos y problemas de calidad, de manera que el mantenimiento y las revisiones de los autos eléctricos también pueden elevarse.
Y derivado de esta actualización viene el retiro de productos para la industria automotriz, que traería como consecuencia que no se encuentren las refacciones que el auto requiera. Al respecto, Daphne Ricken, responsable Senior Underwriter de AGCS agrega que "la mayor complejidad de la cadena de suministro automotriz y la dependencia de los productores de software y tecnología conducirán a nuevas exposiciones y responsabilidades divididas en la cadena de valor".
De manera que uno de los conflictos a los que se enfrentan las aseguradoras de autos eléctricos es un aumento potencial en los reclamos del retiro de productos y materias primas de estos, cuestión que probablemente consideran al momento de estipular los costos de los seguros de este tipo de autos.