Todo lo que debes de saber antes de lavar tu auto

Todo lo que debes de saber antes de lavar tu auto
Para muchos amantes de los coches, el lavar el auto genera una sensación de satisfacción por darle un cuidado especial a nuestros bienes. Para otras personas, es más fácil y práctico llevar su auto a un autolavado cercano o de confianza, pero hay elementos que debemos de tener en cuenta. 
Es por eso que aquí te detallamos todo lo que debes de saber antes de lavar o llevar a lavar tu auto, que te puede ahorrar algunos pesos, aumentar la protección y, sobre todo, cuidar a tu vehículo ante imperfecciones o malos tratos. 
El lavado básico 
En caso de que nosotros seamos los que haremos el proceso, el tratamiento básico generalmente es lavar la carrocería con jabones especiales para auto que se pueden conseguir en los supermercados fácilmente y un par de trapos limpios, uno para remover la suciedad y el otro para secar. 
Siempre es importante mojar primero el coche, para evitar rayaduras al pasar el trapo sobre la carrocería intentando remover las manchas difíciles. No tardes mucho en remover el agua con jabón de la superficie, ya que esto puede ocasionar manchas difíciles de quitar a futuro. 
El secado debe de ser en círculos y progresivo, atacando cada área con su debido tiempo para asegurarte de no dejar gotas de limpiador en plásticos, molduras o ranuras del auto. 
Si lo que decidimos fue llevar nuestro coche a un lavado cercano a nuestro domicilio, es común que el "paquete básico" incluya lavado con jabón a presión que remueve la tierra, lodo, manchas y demás de una manera más fácil. 
Esta solución jabonosa generalmente cuenta con un compuesto que ayuda a mantener protegido el exterior del auto luego de haber secado. Después, los lavadores proceden a tallar el exterior con fibras especiales. 
En algunos lugares, este mismo paquete incluye la limpieza de las tolvas y parte baja del auto, algo importante si vivimos en lugares con mucha tierra o lodo, pues esto puede dañar el exterior de nuestro auto. 
Mantener limpios los rines
Usualmente en los rines notamos una especie de polvo fino que mucha gente confunde con tierra. En realidad, esto es el residuo que generan las balatas al frenar, ya que el calor desprende los componentes semimetalicos del que están compuestas. 
Esto se puede remover solamente con agua, por lo que, si tienes la posibilidad, echa mano de una lavadora a presión para remover toda la suciedad en los espacios de los rines, que puede ser complicado de lograr con un trapo si son espacios pequeños. 
En la mayoría de los lavados de autos te recomiendan una especie de "sellador" que evitará que el polvo se pegue al metal y mantendrá al rin limpio durante más tiempo, pero a decir verdad este tipo de elementos salen sobrando si acostumbras a lavar tu auto con frecuencia. 
Incluso, las soluciones químicas que encontramos en supermercados pueden ser útiles para remover el polvo de balatas impregnado fácilmente, pero debemos de tener cuidado en la cantidad a utilizar para no dañar el metal del rin.
¿Es bueno usar protectores para la carrocería?
Adicionalmente al servicio que te realizan en los autolavados, muchos de ellos suelen ofrecer un protector para la carrocería que ayuda a reducir el daño de los rayos UV del sol, humedad y oxidación. Esta protección es aplicada directamente a la carrocería en forma de pasta o en aerosol. 
No es malo usarlas, especialmente si te gusta que tu auto permanezca brillante por más tiempo, pero la protección que muchas de ellas prometen, a veces no suele ser la verdadera y con el paso de 2 o 3 días ya no tienes nada en tu coche que actúe contra los rayos UV. 
Sin embargo, toma en cuenta que muchas veces resulta mejor tener una ligera capa de protección, a no contar con ninguna en lo absoluto. 
Deja que los expertos se encarguen 
Si quieres hacerlo tu, adelante, es incluso muchas veces hasta un "ritual" para los amantes de los autos. Sin embargo toma en cuenta lo siguiente:  el precio promedio de un buen lavado de auto es de entre 100 y 150 pesos, y será realizado por profesionales. 
Ellos, mejor que nadie, saben las maneras de remover manchas difíciles de quitar, que elementos usar para no rayar tu automóvil y, en algunos lugares, toda el agua usada es tratada para ser reciclada así que estarás ayudando al medio ambiente de manera indirecta. 
De igual manera, estarás apoyando a los comercios de tu localidad, así que es un ganar-ganar-ganar para ti, tú auto y el autolavado de tu vecindario.