Buscan revisar normas sobre ataques sexuales en EEUU

Buscan revisar normas sobre ataques sexuales en EEUU

A-AA+

 

El gobierno estadounidense propuso el jueves una revisión drástica de las normas sobre agresiones sexuales en los campus escolares, con el fin de ampliar las protecciones para los estudiantes LGBTQ, reforzar los derechos de las víctimas y ampliar las responsabilidades de las universidades a la hora de abordar las conductas sexuales inapropiadas.

La propuesta, anunciada al cumplirse el 50mo aniversario de la aprobación en Estados Unidos de una ley sobre igualdad de género, conocida como Título IX, pretende reemplazar un conjunto de reglas controvertidas emitidas durante el gobierno del presidente Donald Trump por la entonces secretaria de Educación Betsy DeVos.

El actual secretario de Educación, Miguel Cardona, dijo que el Título IX ha sido "instrumental" en la lucha contra la agresión sexual y la violencia en la educación.

"Mientras celebramos el 50mo aniversario de esta ley histórica, nuestros cambios propuestos nos permitirán continuar ese avance y garantizar que todos los estudiantes de nuestra nación, sin importar dónde vivan, quiénes son o a quién aman, puedan aprender, crecer y prosperar en la escuela", declaró.

Es casi seguro que los conservadores pondrán en tela de juicio la propuesta y se espera que conduzca a nuevas batallas legales sobre los derechos de los estudiantes transgénero en las escuelas, especialmente en los deportes. Ahora entrará en un período de comentarios públicos antes de que el gobierno pueda finalizar cualquier cambio, lo que significa que es probable que la política entre en vigencia el próximo año, según el pronóstico más cercano.

El paso cumple con una demanda de los defensores de los derechos de las víctimas, quienes querían que el presidente Joe Biden publicara nuevas reglas a más tardar en el aniversario del Título IX, que prohíbe la discriminación en escuelas y universidades basada en el género. Los defensores dicen que las reglas de DeVos fueron demasiado lejos en la protección de estudiantes acusados de conducta sexual inapropiada, a expensas de las víctimas.

Muchos de los cambios propuestos marcarían un regreso a las reglas de la era del presidente Barack Obama y que fueron reemplazadas por las políticas de DeVos.