Caos por la visita de líder ultraderechista a barrio italiano aislado por brote del virus

Caos por la visita de líder ultraderechista a barrio italiano aislado por brote del virus
Matteo Salvini / Foto: EFE

ROMA, Italia (EFE).- El caos y las protestas se apoderaron esta tarde de la localidad de Mondragone, cercana a Nápoles, donde manifestantes protestaron contra el líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, que visitaba un barrio popular declarado esta semana "zona roja" por un rebrote de coronavirus.

Con pancartas de "Chacal, Mondragone no es una pasarela" o "no eres bienvenido", los manifestantes protestaron contra Salvini, que tuvo que interrumpir el discurso que empezaba a pronunciar.

En ese barrio se declaró esta semana un nuevo foco de coronavirus, con cerca de 50 vecinos que dieron positivo en un bloque de edificios precarios, la mayoría de ellos inmigrates búlgaros.

En un clima de fuerte tensión, uno de los manifestantes presentes en la zona arrojó agua contra el líder ultraderechista, a lo que este respondió "Bueno, yo también tengo calor".

Las fuerzas del orden trataron de dispersar a los manifestantes utilizando sus porras, y el ex ministro del Interior tuvo que parar su mitin nada más empezar en medio de silbidos y gritos.

La tensión ya era alta antes de la llegada del ex ministro, y la policía cargó contra los manifestantes que habían llegado a rodear un coche azul creyendo que el líder de la Liga estaba adentro, golpeándolo con patadas y golpes.

A la llegada de Salvini le gritaron "Bufón, fuera de Mondragone".

En estos bloques de viviendas de Mondragone, localidad costera muy cercana a Nápoles, ocupados en su mayoría por inmigrantes búlgaros, se decretó una cuarentena de dos semanas el pasado lunes, después de registrarse un aumento de los contagios, de cerca de 50 de entre los 700 habitantes.

Decenas de estos inmigrantes búlgaros abandonaron el martes el edificio aislado para protestar, lo que derivó en peleas y momentos de tensión con los vecinos italianos, que les acusaron de no cumplir el confinamiento y expandir el virus.