China aprueba la comercialización de otras dos vacunas contra la covid

China aprueba la comercialización de otras dos vacunas contra la covid

Las autoridades chinas autorizaron la comercialización de otras dos vacunas contra la covid desarrolladas en su país, con lo se eleva a cuatro el número de sueros con ese fin que ya han aprobado.

En sendos comunicados publicados este jueves, la Administración Nacional de Productos Médicos (NMPA) de China anunció la aprobación condicional de la comercialización de esas dos vacunas, desarrolladas por las compañías Sinopharm y Cansino, respectivamente.

La fórmula de la aprobación condicional se ha empleado ya con las dos vacunas hasta ahora autorizadas en el país asiático -otra de Sinopharm y una de Sinovac-, y supone que las desarrolladoras deben seguir efectuando pruebas clínicas y remitiendo los resultados a las autoridades.

Las dos vacunas aprobadas son una basada en una versión inactivada del virus, desarrollada por la farmacéutica estatal Sinopharm y su filial Instituto de Productos Biológicos de Wuhan, y otra basada en proteínas recombinantes del SARS-CoV-2 en un adenovirus, desarrollada por Cansino en colaboración con la Academia de Ciencias Médicas Militares.

La de Cansino es la primera vacuna recombinante contra el coronavirus que China aprueba.

Según otro comunicado publicado el jueves por la NMPA, los resultados de las pruebas clínicas muestran una eficacia general del 72,51 % para la nueva vacuna de Sinopharm, que requiere de dos dosis.

La de Cansino, que es monodosis, tiene una eficacia del 65,28 % a la hora de prevenir todos los casos sintomáticos y del 90,07 % para prevenir infecciones graves 28 días después de la inoculación, según datos ofrecidos por la compañía tras pruebas en más de 4.000 personas en países como México, Chile o Argentina.

Un total de 16 vacunas contra la covid desarrolladas en China ya han iniciado las pruebas clínicas, reveló un funcionario gubernamental a finales de enero.

Por el momento, las autoridades de Pekín no ha dado luz verde a la comercialización en territorio chino de ningún suero desarrollado en el extranjero a pesar de que, por ejemplo, la farmacéutica Fosun Pharma firmó un acuerdo para distribuir en exclusiva la vacuna de Pfizer y BioNTech en China.