Críticas a la policía en la protesta en Londres contra la violencia machista

Críticas a la policía en la protesta en Londres contra la violencia machista

LONDRES (EFE).- Docenas de mujeres se concentraron este jueves ante la sede central de Scotland Yard en Londres para "rendir tributo" a aquellas que perdieron la vida este año por la violencia machista y para "exigir cuentas" a la policía metropolitana.  

En el evento, organizado por el grupo Million Women Rise y apoyado por organizaciones feministas y contra la violencia de género como Reclaim These Streets, abundaron pancartas que recordaban: "Juntas podemos acabar con la violencia". 

Durante la vigilia -que duró unas dos horas- se sucedieron discursos contundentes con los que "recordar a aquellas cuyas vidas fueron arrancadas principalmente a manos de los hombres" y en los que abundaron reproches dirigidos al cuerpo policial, "que ha fracasado tantas veces a la hora de proteger a las mujeres".  

Las activistas empapelaron la valla que les separaba de la sede policial con fotografías de algunas víctimas de esa lacra, como la británica Sarah Everard, raptada, violada y asesinada brutalmente hace unos meses a manos de un policía fuera de servicio cuando caminaba de vuelta a su casa en un barrio del sur de Londres. Pero también de otras mucho menos mediáticas. 

La joven Mariam, asiática, musulmana y recién mudada a Londres, afirmó en declaraciones a Efe que "la seguridad de las mujeres es un asunto que, a día de hoy, el Gobierno británico no se toma lo suficientemente en serio", y lamentó que "para que esta conversación se produzca es necesario que algo muy grave le ocurra a una mujer".  

"No se trata de un puñado de mujeres que han perdido la vida a manos de la violencia machista; esto ocurre cada año y es algo que no cesa. Quiero que el Gobierno se lo tome en serio", apuntó, al tiempo que reconocía que "como mujer" se siente insegura y aterrada "continuamente". 

También observó que ninguna mujer, "al margen del color de su piel, su religión, su estatus social", está libre de ser víctima de esta violencia.  

En uno de los discursos, Sabrina Qureshi -de Million Women Rise- arremetió con dureza contra la policía británica y criticó ciertas actitudes "racistas y misóginas" muy arraigadas en la institución, que son "toleradas". 

Lamentó en su comparecencia que muchas víctimas (mujeres) de violencia sexual "ya no confían en el cuerpo, especialmente mujeres de color".  

Otro recordatorio partió de Sarbjit Granja, del llamado Centro de Recursos de Mujeres Asiáticas, que clamó que "hay mujeres gritando en este momento, aterrorizadas y temiendo por sus vidas. Algunas quizás sobrevivirán y ojalá pudiéramos hacer más por ellas".  

"Para poder romper todo este ciclo de violencia, primero debemos romper el silencio y adoptar medidas", subrayó.