EEUU anuncia un paquete de ayuda militar a Ucrania de 550 millones de dólares

EEUU anuncia un paquete de ayuda militar a Ucrania de 550 millones de dólares

A-AA+

Washington, 1 ago (EFE).- Estados Unidos autorizará este lunes un nuevo paquete de ayuda militar para Ucrania por valor de 550 millones de dólares con municiones de artillería, anunció el coordinador de Comunicaciones del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby. 

En una rueda de prensa, Kirby señaló que el asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, el secretario de Estado, Antony Blinken, y el jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., general Mark Milley, hablaron con sus interlocutores ucranianos para transmitirles el apoyo de EE.UU. a su país. 

En este sentido, les informaron de que el nuevo paquete incluirá "más municiones" para Sistemas de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad (HIMARS, en inglés), que son de largo alcance y se están empleando en el este de Ucrania, y para otro tipo de armas. 

Según un comunicado del Pentágono, la ayuda contempla 75.000 municiones de artillería de 155 milímetros y "más municiones" para los HIMARS.  

Kirby indicó que este será el decimoséptimo paquete de asistencia de seguridad que la Administración del presidente Joe Biden ha autorizado para Kiev y que eleva a más de 8.000 millones de dólares la ayuda de este tipo que EE.UU. ha entregado al país europeo desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.  

Por otro lado, el portavoz estadounidense dio la bienvenida a la salida del puerto de Odessa (Ucrania) del primer barco cargado con maíz, en virtud del acuerdo logrado entre Kiev y Moscú para facilitar la exportación del grano de Ucrania bloqueado en los puertos del mar Negro por el conflicto. 

"Esperamos ver más barcos que partan en los próximos días en dirección a los mercados mundiales con productos agrícolas como el grano, el trigo, aceite de girasol y maíz", dijo Kirby, quien hizo un llamamiento a Rusia para que cumpla sus compromisos bajo el pacto mediado por Turquía. 

En ese sentido, indicó que su país sigue "de cerca" la evolución de la situación.