El Gobierno británico pide a los médicos que atiendan a pacientes en persona

El Gobierno británico pide a los médicos que atiendan a pacientes en persona

LONDRES  (EFE).- El Gobierno británico ha pedido este jueves a los médicos de cabecera que incrementen el número de pacientes que atienden en persona ante el alza de las esperas en las salas de urgencia de los hospitales en Inglaterra.

A raíz de la pandemia, los médicos atienden en general por teléfono a sus pacientes en vez de hacerlo de manera presencial, con excepciones ante determinadas dolencias, pero esta situación ha llevado a niveles récord las esperas en las urgencias.

Según las últimas cifras oficiales, una cuarta parte de los pacientes que acudieron a emergencias hospitalarias tuvieron que esperar más de cuatro horas para recibir tratamiento médico.

Este es el peor nivel desde el año 2004 en Inglaterra, mientras que las otras regiones británicas también pasan por una situación similar, según los medios locales.

El pasado agosto, el primer mes completo de actividad tras el levantamiento de las restricciones por la covid-19, solo el 58 % de los pacientes fueron atendidos en persona, previa cita, por su médico de cabecera, frente al 54 % el pasado enero y el 80 % antes de la pandemia.

El Gobierno británico ha establecido un fondo de emergencia de 250 millones de libras (290 millones de euros) para ayudar a los centros médicos de los barrios a contratar más personal.

El Ejecutivo también ha animado a los farmacéuticos a atender pacientes con problemas menores de salud para poder aliviar la situación en los ambulatorios locales.

El ministro británico de Sanidad, Sajid Javid, declaró este jueves a los medios que este paquete de ayuda para los médicos permitirá aliviar todo el sistema sanitario.

"Estoy determinado a asegurar que los pacientes puedan ver a su médico como quieren", añadió el  ministro.

Además, los pacientes se han quejado por las esperas telefónicas para conseguir una cita médica, ya sea para ser visto por su médico de cabecera o recibir la vacuna de la gripe.

Por su parte, muchos doctores se han quejado por las largas horas de trabajo y los niveles de estrés asociados a la pandemia, y se estima que la situación puede empeorar este invierno boreal porque anticipan más casos de gripe que el año anterior.