El rey belga destaca la solidaridad de los ciudadanos tras las inundaciones

El rey belga destaca la solidaridad de los ciudadanos tras las inundaciones
Foto: AP

BRUSELAS, Bélgica (EFE).- El rey Felipe de los belgas destacó hoy, en un discurso previo a la fiesta nacional que se celebra el miércoles, la solidaridad de los ciudadanos que han ayudado a los afectados por las inundaciones que se produjeron en el país, que hasta el momento se han cobrado la vida de 31 personas.

"Ante la adversidad, nuestra población está mostrando una inmensa solidaridad", expresó el monarca, que aseguró que en todo el país la ayuda espontánea para los damnificados "está llegando a raudales" y un sinfín de voluntarios lo están dando todo.

El rey agradeció a las autoridades y a los servicios de rescate que han trabajado en esta "catástrofe natural sin precedentes", la cual ha causado enormes daños materiales en ciudades y pueblos y donde el coste humano ha sido "muy doloroso".

"Nuestros pensamientos están con las familias y los seres queridos de las víctimas y con todos los que están en peligro", comunicó el monarca.

En este martes, víspera de la celebración de la fiesta nacional del 21 de julio, se decretó en Bélgica una jornada de luto oficial en memoria de las víctimas de las inundaciones que asolaron la región de Valonia la semana pasada.

Además, el rey señaló que esta tragedia se suma al largo periodo de pandemia, que ha perturbado la vida de muchas personas y que ha repercutido en la salud mental de la población, especialmente, de los jóvenes.

No obstante, el monarca recalcó que la población ha demostrado tener "una sorprendente capacidad de adaptación" y en diversas ocasiones también ha demostrado su capacidad de resiliencia.

Asimismo, en su discurso rindió un homenaje especial a los trabajadores sanitarios que han destacado durante las tres oleadas de la pandemia.

El rey también subrayó el papel del Estado y de la administración pública en colaboración con las empresas y la sociedad civil como "una de las claves del éxito en la gestión de la actual crisis sanitaria", ya que el programa de inmunización "es un verdadero éxito".

El monarca transmitió ánimos a la sociedad y aseguró que para construir el futuro del país, los belgas cuentan con el "saber hacer y la creatividad", así como con valores humanos de "generosidad, empatía y coraje".