Estupor en Leighton-on-Sea por la muerte de "un hombre del pueblo"

El asesinato a puñaladas del diputado conservador David Amess ha sumido en la desolación a la localidad británica

Estupor en Leighton-on-Sea por la muerte de un hombre del pueblo

Leighton-on-Sea, Reino Unido (EFE).- El asesinato a puñaladas del diputado conservador David Amess ha sumido en la desolación a la localidad costera de Leighton-on-Sea (este de Inglaterra), que veía en él a un "hombre del pueblo" más que al clásico político alejado de la vida y las preocupaciones de la gente. 

La iglesia donde Amess mantenía las tradicionales reuniones que los diputados británicos celebran los viernes con los ciudadanos de su circunscripción aparecía esta tarde acordonada y rodeada por furgones policiales.  

Un hombre con lágrimas en los ojos se aprestaba a colocar unas flores junto a la valla. Mohamed Emani explicó a EFE que conocía a Amess desde hacía más de veinte años y que habían labrado una amistad trabajando juntos en la organización opositora iraní en el exilio Consejo Nacional de la Resistencia (NCRI, por sus siglas en inglés). 

"Siempre luchó en favor de los derechos humanos", evocó Emani, quien llegó a viajar junto al difunto parlamentario a París para participar en reuniones del NCRI. 

Emani se mostró "destrozado" tras haber recibido la noticia a través de un amigo y por eso no dudó en viajar desde Londres a Leighton-on-Sea para rendir homenaje a su amigo. 

En este pequeño pueblo de unos 20.000 habitantes del condado de Essex, conocido por su playa y su vida relajada a apenas 45 minutos en tren del centro de Londres, los vecinos no escondían su devastación por la muerte de una persona a la que consideraban realmente cercana. 

Grahame Smith relató a EFE cómo Amess le ayudó con un problema local de recogida de basuras: "Me estaban ignorando, pero a través de él y de sus contactos logré que por fin se me escuchara". 

Smith destacó que era muy frecuente encontrarse con el parlamentario en establecimientos del pueblo, donde "saludaba a todo el mundo". 

También fue decisiva la intervención del fallecido en la labor de la ONG Off the Streets, que trata de sacar a los sintecho de las calles y reinsertarlos en la sociedad. 

Su presidente, Del Thomas, luchaba contra las lágrimas para explicar a Efe cómo, pese a que mucha gente no estaba de acuerdo con las ideas políticas del conservador Amess, todo el mundo le respetaba por ser una persona genuina y que de verdad trataba de mejorar la vida de los demás. 

Amess fue uno de los primeros defensores de la salida del Reino Unido de la Unión Europea y también militaba fervientemente contra el aborto, lo que le situaba en el ala derecha de los "tories", pero su labor, ensalzada hoy por todo el espectro político, siempre trató de tener un impacto real en la mejora de la vida de los ciudadanos. 

Gracias a las iniciativas de Amess en la Cámara de los Comunes, la ONG de Thomas (en la que también participaba y de la que era donante) consiguió impulsar muchas propuestas dirigidas a los sintecho. 

"A diferencia de muchos políticos él vivía donde todo el mundo, hablaba con todo el mundo. Era un hombre del pueblo", resumió para EFE un taxista de Leighton-on-Sea.  

El diputado, de 69 años, fue asesinado este viernes por un hombre de 25 años cuya identidad y motivaciones todavía se desconocen.