La formación de un gran bloque contra la ultraderecha en Italia se complica

La formación de un gran bloque contra la ultraderecha en Italia se complica
Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia / Foto: EFE

A-AA+

ROMA, Italia (EFE).- La formación de un bloque progresista italiano que frene en las elecciones del 25 de septiembre a la coalición de derechas de Giorgia Meloni y Matteo Salvini se ha complicado, aunque el Partido Demócrata (PD, centroizquierda) tratará hoy de sumar a "Azione", un nuevo partido de centro que pone numerosas condiciones.

El secretario general del PD, Enrico Letta, intenta en los últimos días conformar un frente amplio de centro-progresista y europeísta para frenar a la coalición de derechas, a la que la mayoría de los sondeos dan como ganadora.

La semana pasada Letta sumó a su alianza a varias formaciones menores, como Artículo 1, una escisión de 2017 del propio PD, y al Partido Socialista, pero su intención es ampliarla con los pequeños partidos de centro.

Este lunes está previsto que se reúna con el líder del neonato "Azione", fuerza de centro liberal fundada por el exministro Carlo Calenda, que a su vez se ha unido con "+Europa", del histórico Partido Radical italiano.

Sin embargo Calenda, cuyo protagonismo está al alza durante esta campaña, ha puesto una serie de condiciones para sumarse al proyecto de coalición de Letta.

Entre otras cosas, le ha exigido rechazar al partido Sinistra Italiana (Izquierda Italiana) de Nicola Fratoianni y componer un programa común de propuestas.

En este contexto, de bronca entre numerosos partidos minúsculos progresistas, cobra fuerza el nacimiento de un "polo centrista" que se sitúe entre la futura coalición de izquierdas de Letta y la de derecha de los ultras Meloni y Salvini con Silvio Berlusconi.

El ex primer ministro Matteo Renzi, que en 2014 echó del poder a Letta cuando eran compañeros de partido, abogó hoy por crear este "tercer polo atractivo" a partir de su formación, Italia Viva, con la que aspira a lograr el 5 % de las papeletas.

Letta ha avisado que esa opción ayudaría a la derecha.

"Aquellos que creen que un tercer polo es conveniente o útil, que sepan que ahora es el mejor modo de ayudar a las derechas, que de hecho no necesitan ayuda", instó el secretario del PD. 

Por otro lado, el ministro de Exteriores en funciones, Luigi Di Maio, presenta hoy su nuevo proyecto, "Impegno Civico" (Compromiso civil), inspirado en el papa Francisco y que impulsa tras abandonar el Movimiento 5 Estrellas (M5S), partido que lideró hasta 2020.

Por el momento, la formación "anticasta" dirigida por Giuseppe Conte ha optado por concurrir por sí sola, sin coaliciones, a pesar de que llevaba meses ensayando alianzas con el PD a nivel municipal.

Salvini ha ironizado sobre la construcción de esta gran coalición de izquierdas "dividida y desesperada".

Los últimos sondeos, como el de SWG de la semana pasada, coinciden en situar a la coalición derechista al frente encabezada por los ultras Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, que se convertiría en la principal fuerza del país con el 25 % de los votos, seguida por el PD (23.2 %), la Liga de Salvini (12.4 %) y el M5S (10.1 %).