Muertes en India por virus podrían ser 10 veces más

Reporte de exceso de mortalidad multiplica la estimación de decesos por pandemia del Covid

Muertes en India por virus podrían ser 10 veces más

NUEVA DELHI.- El exceso de mortalidad en India durante la pandemia podría ser 10 veces la cifra oficial de víctimas del COVID-19, lo que probablemente lo convertiría en la peor tragedia de la India moderna en pérdida de vidas humanas, según el estudio más profundo hasta la fecha sobre los estragos del virus en el país del sur de Asia.

La mayoría de los expertos cree que la cifra oficial india de más de 414.000 muertos está muy por debajo de lo real, pero el gobierno ha tachado esas preocupaciones de exageradas y engañosas.

El reporte publicado el martes estimó que el exceso de mortalidad estimada -la diferencia entre las muertes registradas y los esperables- entre enero de 2020 y junio de 2021 estaría entre 3 millones y 4,7 millones. 

Conseguir una cifra fiable podría "resultar esquivo", señaló el reporte, pero es probable que la cifra real de muertos "sea de una magnitud mucho mayor que el conteo oficial".

El reporte, publicado por Arvind Subramanian, exasesor económico principal del gobierno indio, y dos investigadores del Centro de Desarrollo Global y la Universidad de Harvard, indicó que el conteo podría no haber registrado muertes ocurridas en hospitales sobrepasados o cuando la atención médica se demoró o se vio interrumpida durante el devastador repunte registrado este año.

"Es probable que las muertes reales sean de varios millones, no cientos de miles, lo que podría hacer de esto la peor tragedia humana de India desde la Partición e Independencia", señaló el reporte. La Partición en 1947 del subcontinente indio que gobernaba Gran Bretaña en dos países independientes, India y Pakistán, derivó en hasta un millón de muertos por la violencia religiosa ejercida por pandillas hindúes y musulmanas.

El reporte sobre los muertos del virus en India empleó tres métodos para calcular el número de fallecidos: datos del registro civil de nacimientos y muertes en siete estados, pruebas diagnósticas en sangre que mostraban la prevalencia del virus en India junto con las tasas de mortalidad globales del COVID-19 y un estudio económico sobre casi 900.000 personas que se hace tres veces al año. Los investigadores advirtieron que todos los métodos tienen puntos débiles, y por ejemplo el estudio económico no identifica la causa de la muerte.