ONU pide acciones para detener la violencia contra las mujeres en Afganistán

ONU pide acciones para detener la violencia contra las mujeres en Afganistán
Foto: AP

KABUL, Afganistán (EFE).- La ONU hizo un llamamiento este jueves, Día Internacional contra la Violencia Machista, a actuar para detener  la violencia contra mujeres en Afganistán, un país que en medio del conflicto triplica la tasa mundial promedio de víctimas. 

"Debemos actuar juntos para abordar esta pandemia en la sombra. Se debe prevenir la violencia, debemos cambiar las actitudes que avergüenzan a las sobrevivientes y apoyan la violencia, debemos dar apoyo a los servicios para las sobrevivientes", dijo en un comunicado la representante Especial de la Secretaría General de la ONU en Afganistán, Deborah Lyons.

De acuerdo con la ONU, Afganistán tiene una de las tasas más altas de la violencia contra la mujer a nivel mundial y 9 de cada 10 mujeres ha experimentando al menos una forma de violencia en su vida, tres veces más del promedio mundial ( una de cada tres).

Tras 101 días de la llegada de los islamistas al poder, las mujeres pasaron de ocupar del 37 por ciento a cero de los puestos del Parlamento; así como  la abolición del Ministerio de la Mujer, y el impedimento de muchas de ellas de volver a sus puestos de trabajo u ocupar cargos en el nuevo régimen talibán. 

Desde entonces miles de mujeres activistas, periodistas, o miembros activas de la sociedad o abandonaron el país por temor a las represalias de los islamistas o siguen en el país luchando por defender el terreno ganado en los últimos veinte años. 

Pese a las promesas de cambio los talibanes han anulado la participación de las mujeres.

"Todos nuestros sueños se han desvanecido, los talibanes todavía no creen en los derechos de las mujeres, la participación de las mujeres en la sociedad y el gobierno. ", dijo a Efe la fundadora de la organización Justicia de Género, Hamasa Jahanbin.

"LO PERDIMOS TODO"

La destrucción de los derechos de la mujer, y la grave crisis económica y humanitaria en la que entró el país producto de las sanciones internacionales contra el régimen talibán, ha degenerado en aún más riesgo para las mujeres. 

"El mensaje que recibimos de nuestros aliados y mujeres en todo el país es claro: la violencia contra mujeres, que ya estaba en niveles alarmantes, se ha visto agravada tanto por la crisis como por el COVID-19", dijo Alison Davidian, Representante de País de ONU Mujeres en Afganistán.

Incluso los servicios que salvan vidas de mujeres de la violencia han cerrado por temor a ser atacados, aseguró. 

El matrimonio infantil, el matrimonio forzado, la venta de niñas para el trabajo, la prohibición de la educación y el trabajo, se convierten en parte de la realidad para las mujeres afganas.

"Como mujeres y seres humanos lo hemos perdido todo", dijo a Efe la activista Zahra Mohammad.

En Afganistán, describió Mohammad, a las mujeres se le ha quitado el derecho a la educación, la participación social, las que eran el único sostén económico de sus familia perdieron sus empleos, las niñas son entregadas para saldar deudas, y aún así, si una mujer alza la voz por justicia, es agredida, amenazada, o asesinada. 

"Esto nos asusta más que nunca, y si esta situación continúa, seremos testigos de una catástrofe humana hasta que la comunidad internacional tome medidas", concluyó.