Se abre puerta para la paz en Afganistán

Anuncia EU que negocia propuesta con los talibanes para reducir violencia en siete días

Se abre puerta para la paz en Afganistán

Bruselas, Bélgica.- El secretario de Defensa de EU, Mark Esper, anunció este jueves que su país ha negociado con los talibanes "una propuesta para una reducción de la violencia en siete días" en Afganistán, tras el ofrecimiento talibán de rebajar los ataques.

"En nuestra opinión, siete días, por el momento, es suficiente. Pero en general, nuestro enfoque es que este proceso estará basado en condiciones. Habrá un proceso de evaluación continuo mientras avanzamos, si avanzamos", dijo Esper en una rueda de prensa al término de una reunión de ministros de Defensa de la OTAN.

Los talibanes habían propuesto este martes una reducción de la violencia en el país de cara a alcanzar un acuerdo en las negociaciones con Estados Unidos, estancadas desde hace varios meses, según informó el presidente afgano, Ashraf Ghani.

La propuesta, que ha sido una de las principales demandas de los negociadores estadounidenses y el Gobierno de Kabul, fue desvelada por el mandatario afgano tras una conversación telefónica con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

Hoy, el jefe del Pentágono dijo que está "consultando con los aliados sobre esa propuesta", a propósito de la cual mantuvo "una serie de productivas reuniones bilaterales y colectivas sobre cómo avanzar".

"Hemos venido diciendo que la mejor si no la única solución en Afganistán es un acuerdo político. Se han hecho progresos en ese frente", subrayó.

Agregó que ahora tienen "sobre la mesa" la base para un acuerdo político y que están "estudiándolo concienzudamente" a la vez que "consultando con los aliados, consultando con el Congreso".

"Creo que la paz merece una oportunidad pero requerirá que todas las partes cumplan con sus obligaciones si avanzamos", aseveró el funcionario.

Esper indicó que, para Estados Unidos, será "clave" mantener el apoyo a sus socios afganos y que todo el proceso esté sometido a "condiciones", sobre las que no dio más detalles.

Una reducción duradera de la violencia en Afganistán abriría la puerta a avanzar en las conversaciones de paz en curso y podría permitir a las partes firmar un acuerdo de paz que ha estado pendiente durante los últimos meses, principalmente debido a los ataques de los insurgentes en el país.