Déficit de operadores de transporte, un reto para logística del país

Déficit de operadores de transporte, un reto para logística del país
A la crisis de logística mundial, en México se suma un déficit de operadores de transporte público federal de hasta 80 mil vacantes, problema que genera dificultad para mover de manera eficiente los productos y mercancías como parte de las cadenas de suministro terrestre.
De acuerdo con un diagnóstico de la Dirección General de Desarrollo Ferroviario y Multimodal (DGFM) de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, esta situación ha provocado un número elevado de unidades "paradas".
Además, obliga a los conductores disponibles a no cumplir con la NOM-087, relativa a los tiempos de conducción y pausa, "con lo que se incrementan de manera exponencial los accidentes carreteros y el uso de sustancias prohibidas por parte de los operadores".
La DGFM detectó desde el año pasado "un éxodo" de operadores del transporte público federal, sobre todo por factores como la inseguridad y los pocos beneficios laborales, en materia de salarios y prestaciones.
De las 80 mil vacantes, al menos 30 mil han emigrado a empresas de Estados Unidos en busca de mejores condiciones laborales.
Esta situación se ve reflejada tanto en el movimiento de pasajeros como de carga, que entre 2018 y 2020 se redujeron 39.6% y 7.8%, respectivamente, aunque una parte tiene que ver con los efectos de baja movilidad a causa de la pandemia Covid-19.
Problema global
En 2020, la encuesta anual de la Organización Internacional del Transporte por Carretera (IRU, por sus siglas en inglés) había advertido sobre una alarmante escasez de conductores a escala mundial.
Tras una encuesta a 800 empresas del transporte carretero de más de 20 países, en la cual se incluyó a México, IRU evidenció que la escasez de conductores es más aguda en Europa y Asia, en donde no fue posible cubrir 20% de los puestos de conductores.
China fue el país menos afectado en 2020, con sólo 4% de los puestos de trabajo abiertos.
En Europa, los puestos de conductor sin cubrir se redujeron en alrededor de tres cuartas partes, de 20% a 5% para los conductores de autobuses, y de 24% a 7% para los conductores de camiones.
En México, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) y la Asociación Nacional del Transporte Privado (ANTP) pronosticaron que la escasez de conductores se intensificará en 2021, alcanzado un faltante de 18%, de acuerdo con cifras de la IRU, a medida que las economías se recuperen y la demanda de servicios de transporte aumente. Además, estimaron un déficit de 50 mil operadores, 20 mil menos de lo estimado por la SCT.
De acuerdo con las Estadísticas Mensuales del Sector de Comunicaciones y Transportes, en el país se registran aproximadamente 278 mil conductores de transporte público federal, 50 mil menos que en 2020.
En 2018, operaban en el país 210 mil 460 conductores capacitados tanto en el transporte de carga como de pasaje, cifra que se redujo a 197 mil 744 un año después. Para 2020 estaban registrados 102 mil 837, mientras que para el periodo entre enero y agosto de este año promediaron 55 mil 627, lo que representó una reducción de 73.6% en esos dos años con ocho meses.
La reducción más importante se vio reflejada en el transporte de carga, que se redujo de 180 mil 715 conductores a 46 mil 590 en ese periodo, mientras que los de pasaje disminuyeron de 29 mil 745 a 9 mil 37.
Incluso, los trámites para licencias se redujeron de 155 mil 293 en 2019 a 42 mil 639 en los primeros ocho meses de este año.
La organización Mejora Continua para el Transporte (MCT) prevé que para satisfacer la demanda de trasporte público federal de carga y pasaje en el país hacia 2030 es necesario contratar a 41 mil nuevos operadores, lo que se complica porque es previsible que en los próximos años se jubilen más de 139 mil conductores.
Pega inseguridad
En toda esta problemática también tiene mucho que ver el problema de inseguridad en carreteras federales.
Las estadísticas relacionadas con el robo a transportistas correspondientes a abril de este año publicadas por la ANTP muestran que hasta el 31 de ese mes se reportaron un total de 2 mil 722 carpetas de investigación, lo que refiere que se realizan en promedio 11.2 robos al autotransporte al día. De ellos, 15% se realizaron con lujo de violencia.
Respecto a los estados con una mayor incidencia delictiva, el primer lugar lo ocupa el Estado de México, con un total de mil 500 reportes de robos, lo que representa más de 50% de las denuncias en esa entidad en lo que va del año.
De acuerdo con la asociación, esta situación explica en parte el déficit de operadores calificados, quienes son contratados por empresas transportistas de Estados Unidos para trabajar en su territorio.