Especies invasoras y consecuencias ecológicas

Debido a la crisis ecológica mundial que estamos ocasionando todos nosotros, debido principalmente a nuestro consumismo desmedido, se está produciendo un fenómeno a nivel mundial de movimiento de especies de todo tipo (animales, vegetales, virus, bacterias, etc.) a las que se llaman ESPECIES INVASORAS. En tu entorno más cercano puedes empezar a observar cómo ahora hay animales y plantas que hasta hace pocos años no existían en tu entorno más próximo.

Pues en este caso, que es inverso a la extinción de especies ya que implica una ampliación de sus poblaciones a costa de desplazar y así llevar a la posible extinción a especies nativas de la zona, analizaremos algunos de los casos más estudiados a nivel mundial.

LA SERPIENTE ARBÓREA MARRÓN: Es un caso muy estudiado y que se da en las islas del Océano Pacífico en que la serpiente, al ser llevada por accidente en barcos mercantes y por la falta de depredadores naturales se empezó a extender a un ritmo realmente exponencial, ya que en algunas zonas de la Isla de Guam se han contabilizado hasta 50 serpientes por hectárea. En dicha isla existe una BASE NAVAL de EU, por lo que la inversión en infraestructura es altísima y está siendo afectada por las serpientes que provocan constantes interrupciones del fluido eléctrico por su tendencia a subir a postes y árboles, provocando cortocircuitos constantemente. Se calcula que en todas las islas del Pacífico que incluyen Hawái y demás islas, el costo de las afectaciones es cercano a 10,300 millones de dólares.

RANA TORO AMERICANA: Esta especie fue llevada intencionalmente hace muchos años a Europa y a Australia, para tratar de controlar algunos insectos parásitos en las raíces de diferentes cultivos no nativos de ese continente y la población por la falta de depredadores creció exponencialmente, al grado que hoy estiman que las pérdidas debido a esta especie invasora ronda los 6,000 millones de dólares. En Australia es una verdadera plaga que implica el movimiento migratorio de cientos de millones de ranas que incluso se han desarrollado más grandes que las originalmente llevadas y han desarrollado una toxina que es dañina para el humano si las atrapas con la mano. Además de que, por su tamaño - llega a alcanzar los 30 centímetros- están comiendo las crías de aves que anidan cerca de los ríos y presas, lo que genera un daño colateral ecológico. Se han tratado de poner barreras en sus movimientos migratorios en ambos continentes y es imposible detenerlas.

LIRIO ACUÁTICO: Esta especie invasora es muy cercana a nosotros, ya que está cubriendo todos los cuerpos de agua de nuestro país, al igual que muchas más regiones del mundo, y su expansión se ve favorecida por los nutrientes que transporta el agua de nuestros ríos producto de los fertilizantes que usamos en la AGRICUTURA INTENSIVA. El problema se detectó por primera vez en los lagos de CHAPALA y PÁTZCUARO, y se vio su relación con la declinación de la pesca en dichos lagos, ya que el lirio con la sombra que provoca baja la temperatura del agua además de fomentar las algas que consumen el oxígeno que antes podían respirar los peces. En nuestras propias presas de la ciudad podemos ver cómo están invadidas totalmente por dicho lirio.

PERICO MONJE SUDAMERICANO: Esta ave llegó a México por medio de la importación legal para el mercado de mascotas con autorizaciones de SEMARNAT y PROFEPA. En la actualidad lo podemos ver en la mayoría de las ciudades del país, ya que es muy adaptable y está tomando el lugar de los pericos nativos de México, que han sido diezmados en sus poblaciones por la pérdida de hábitat y el mercado de mascotas. La mayoría de la gente se alegra de verlos, aunque en realidad es una especie invasora de la que aún no conocemos sus efectos y consecuencias.

OBSERVACIONES PERSONALES: En el rancho LAS GUACAMAYAS en el municipio de San Nicolás Tolentino, S.L.P., personalmente hemos observado en los últimos 5 años la llegada de una enredadera que cubre la parte alta de los árboles y creemos que puede ser un gran problema a futuro, ya que quita mucha energía solar a los propios árboles que usa de soporte, pudiendo llegar a secarlos. También hemos observado la llegada de una serpiente de cascabel llamada CROTALUS TOTONACUS, que como su nombre lo indica es de la zona Huasteca y Veracruzana. Además, tenemos documentada la llegada de aves y plantas que realmente no existían en la zona hace tan sólo algunos años.

Como vemos, estamos navegando en aguas desconocidas y muy pronto veremos las consecuencias y costos ECOLÓGICOS Y ECONÓMICOS de este fenómeno TAN CERCANO A NOSOTROS Y QUE NO NOS DAMOS CUENTA.