La inversión y el empleo, clave para abatir la pobreza

"Ciertas cosas no se venden ni se prestan, como por ejemplo, la dignidad, la libertad o los derechos." W. Riso 

    

Conociendo las cifras de desempleo en México durante los últimos tres meses, vemos que 12.5 millones de personas que viven y sobreviven de su trabajo han sido desempleadas y la mayoría de estas representa una familia. Esto significa que pronto nuestro país será una nación de pobres y que la columna construida durante una centuria está siendo derribada y agrietada, esto, debido a un virus mundial (pandemia) y a una política de mínimo apoyo gubernamental al generador de empleo y bienestar: al empleador y al trabajador. 

México debe promover la inversión privada y llevar a cabo la inversión pública, donde se genere empleo formal y certidumbre social. Ello nos llevará nuevamente al carril de la competitividad para atraer y retener el talento y la inversión nacional y extranjera. Cuando el capital privado invierte, genera empleos y es más eficiente, competitivo y puede invertir en investigación y desarrollo para mejorar la calidad de sus productos. Cuando el gobierno invierte en infraestructura y obra pública genera mejores condiciones para reducir los costos de transporte, producción y logística. El máximo histórico de inversión, que ha sido el 24% del PIB durante el 2008, creó un ambiente de estabilidad social y en consecuencia, de generación de empleos. Ahora, cuando las condiciones y reglas para la inversión privada cambian y se debilita el estado de derecho, la inversión productiva cae. La consultora AT Kearney, eliminó a México de la lista de los países más atractivos para la Inversión Extranjera Directa (IED), esto, debido a la suspensión y cancelación de proyectos ya autorizados y la implementación de medidas y políticas regulatorias del gobierno actual, donde no tiene algo que ver el Covid-19. De los 25 países que otorgaban mayor confianza a la IED, en el año 2013, México ocupó el lugar 9. En el año 2016 el 18, en el año 2019 estuvo en la posición 25 y actualmente está fuera de este índice. Por su puesto que la confianza se pierde en poco tiempo y se recupera con hechos en muchos años. ¿Está claro? 

Con cifras del IMSS, entre abril y mayo pasado, se dieron de baja 9,984 patrones y esto continúa. Es indispensable recuperar las condiciones económicas, financieras, laborales y sociales para volver a generar empleos. La inversión privada cayó un 12.5% durante los últimos doce meses y esto afecta el consumo privado y debilita la economía de los hogares y de las empresas. La región centro-norte del país es la zona geográfica que mejor ha soportado los embates económicos, la norte y centro han visto su economía caer lentamente y la región sur de México, es quien se ha visto más afectada ya que ahora nadie quiere invertir en proyectos debido al cambio constante de las normas regulatorias. A mayor desempleo, menor generación de riqueza, y esto es igual a la caída del bienestar familiar. El desempleo tiene solución y en nuestras manos y con el apoyo del Gobierno Federal, podemos detener su caída y recuperar nuestra estabilidad como nación en todos sentidos. 

P.D. "Nunca dejes de luchar por lo que quieres."

Consuma lo hecho en Méxic

y estará dando trabajo a los mexicanos. 

¡México es primero! Junio del 2020