Se limita la energía limpia y económica

"Solo los peces muertos 

siguen la corriente." 

    

La Secretaria de Energía (SENER), publicó en días pasados una serie de reglamentos y medidas que modifican el crecimiento, seguimiento y operación de las centrales de energía renovable. En esta nueva política diseñada por la SENER, limita e impone una serie de pruebas a las nuevas centrales de generación de energía vía métodos renovables, sanciona la expedición de permisos para nuevas plantas eólicas o solares y prohíbe la construcción de proyectos  en lugares que se consideren inapropiados a su criterio.

    De inmediato, embajadas de la Unión Europea y Canadá, alertaron sobre la suspensión de inversiones ya proyectadas en este rubro. Canadá advirtió sobre el riesgo de la poca garantía que se dará al Sistema Eléctrico Nacional y la factibilidad de la cancelación de proyectos de energía renovable de empresas privadas nacionales y extranjeras en México. Estas medidas ponen en riesgo las próximas inversiones canadienses por un monto de 450 millones de dólares (MMD) y muestran el cambio de políticas sobre los convenios internacionales ya firmados por nuestro país, estos, para la instalación y promoción de energías limpias. Actualmente se utiliza el combustóleo (energía sucia) para obtener la energía que distribuye la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y con estas nuevas medidas se queda México fuera la modernidad tecnológica, la productividad y el ahorro. Se cierra el paso a la energía limpia creada por el sistema solar, eólico, geotérmico, hidroeléctrico y algunos más, ya que todo parece indicar que es más importante seguir comprando a PEMEX el combustóleo y generarle ventas, que la limpieza del medio ambiente en el país. 

    Todo indica que se está encareciendo el Sistema Eléctrico Nacional, ya que un MEGA  de energía solar o eólica, puede costar $20 dólares y de combustóleo $100 dólares, es decir, más caro y contaminante. Sí se verá reflejada la caída de la inversión privada-productiva con estas reglas que no dan certeza ni certidumbre. Esto se verá aún más reflejado en la NO  generación de nuevos empleos. Durante el primer cuatrimestre del año se dieron de baja 493,746 plazas laborales en el IMSS, es claro, cerca de 500 mil familias se quedaron sin trabajo, seguridad social, INFONAVIT, ingresos, tranquilidad social, etc. Durante los próximos años, el mundo se dedicará a reconstruir su economía y su tejido social. Con desempleo por falta de un estado de derecho, no se podrá llevar en México  esta gran tarea. Esta crisis es peor que la Gran Depresión en USA (1929-1933). Lo que urge, es inversión pública y privada para cubrir las posibles dos millones de bajas en el empleo formal, y aún más, en la informalidad. El generador de empleo y riqueza , es la inversión privada. ¿Cual es la intención de limitar su participación en este sector al creador de empleos? 

      

P.D. "Todo caos, esconde una oportunidad."

Consuma lo hecho en México y estará dando trabajo a los mexicanos. 

¡México es primero! Mayo 2020