Voces de derrota

Hace poco más de una semana el Secretario de Marina, almirante Ojeda, dijo unas palabras que helaron la sangre de muchos, entre los que me incluyo.

El almirante declaró, en relación con el robo de uniformes y equipo de la marina: "Al menos nos ha pasado dos o tres veces dentro de nuestra institución, hemos detectado elementos que sacan de nuestros pañoles, sobre todo uniformes, y los venden a la delincuencia organizada. [...] Afortunadamente nuestra contra inteligencia los ha detectado y los hemos dado de baja porque meterlos a la cárcel es muy difícil por cuestiones jurídicas, pero de que se van de la institución, se van, si quieren delinquir que lo hagan afuera, pero no adentro".

Una expresión de derrota, de claudicación y de renuncia como lo dicho por el Secretario deja frío a cualquiera. Significa la declaración oficial de que el Estado de Derecho no existe y que la ley no sirve para nada.

De acuerdo a la ley orgánica, la Armada de México es una institución militar nacional, de carácter permanente, cuya misión es emplear el poder naval de la Federación para la defensa exterior y coadyuvar en la seguridad interior del país. Le reconoce, entre otras, la atribución de cooperar en el mantenimiento del orden constitucional del Estado Mexicano y garantizar el cumplimiento del orden jurídico en las zonas marinas mexicanas. ¿Cómo van a hacerlo si las cuestiones jurídicas le complican la vida, según dice el mando naval?

En este aspecto, el almirante Ojeda dejó muy mal parado al Fiscal general de Justicia Militar, General de Brigada y Justicia Militar Miguel Carrasco Hernández, a quien corresponde llevar ante los tribunales a esos saqueadoras que a que hizo referencia y a quienes mandó a delinquir a su casa.

La hoja de servicios del Fiscal da cuenta de un profundo conocimiento y experiencia en el ámbito del Derecho y la Justicia. Difícil pensar que un individuo con su perfil práctico-académico pueda colocarse en esa situación de "...los hemos dado de baja porque meterlos a la cárcel es muy difícil por cuestiones jurídicas..", pues sería, a lo menos un acto de profunda indignidad el solo pensarlo, ni que decir el expresarlo.

El artículo 249 del Código de Justicia Militar establece: "Al que cometa el delito de robo de valores o efectos pertenecientes al ejército, será castigado: III.- con un año y seis meses de prisión, si el valor de lo robado llegare a cien pesos sin exceder de mil; IV.- con un mes de aumento a la pena señalada en la fracción anterior, por cada cien pesos o fracción que excediere de mil pesos, y V.- con un año de aumento a las penas que fijan las fracciones que anteceden si el delito se comete en un lugar cerrado ...". ¿Dónde está la dificultad?

Me queda claro que el obstáculo que avizora en el horizonte el almirante son los derechos humanos, el debido proceso y todo eso que luego a los uniformados les resulta un tanto difícil de atender. Sin embargo, no creo que la solución sea la derrota anticipada sino esforzarse por la victoria.

El rey de Francia Francisco I, luego de ser derrotado en la batalla de Pavía y ser tomado prisionero, escribió una carta a su madre en la que le dijo que todo se había perdido, menos el honor. ¿Ojeda podría decir lo mismo?

Recomiendo la lectura del Código de Justicia Militar existe un capítulo que establece los delitos contra el honor militar. El común denominador en los que aparecen contenidos en los preceptos indicados es el castigo a la rendición y a la capitulación. Contempla penas muy altas para las conductas claudicantes de quienes deben hacer del valor su nota distintiva

De ninguna manera podemos considerar que el almirante, con sus declaraciones, cometió algún ilícito. Fueron expresiones deshonrosas pero no delictivas. Por supuesto que el marino tendrá sus razones y no sabemos que malas experiencias haya tenido con las leyes que prefiere no voltear a verlas.

¡Qué lejanas las palabras del general francés Pierre Cambrone en la batalla de Waterloo!

Cuando un oficial inglés le pidió que se rindiera, Cambrone contestó: "La guardia muere, pero no se rinde".

@jchessal