¿Cómo curar ollas y cazuelas de barro?

¿Cómo curar ollas y cazuelas de barro?
Cocinar deliciosos platillos en ollas y cazuelas de barro es una tradición de la cocina mexicana, sin embargo debes saber que antes de darle el primer uso a este tipo de ollas, estas requieren de un proceso de curación para que duren por más tiempo.
Las ollas de barro son uno de los utensilios de cocina más utilizados y reconocidos en México, la tradición de preparar guisados, caldos y guarniciones en estos recipientes sigue en pie porque el sabor y la cocción de los alimentos es distinta en comparación con las cacerolas de peltre.
Para la curación de las cazuelas y ollas de barro, solo requerirás de algunos materiales e ingredientes que quitarán la porosidad, eliminarán residuos y sellarán la pintura de tus utensilios de cocina favoritos.
Para comenzar debes saber que las ollas de barro necesitan cuidados especiales para evitar posibles daños en la superficie de las mismas.
Por ello, la alfarería Duero en España, recomienda estos métodos para el curado de las cazuelas y ollas de barro.
El más sencillo consiste en remojar el recipiente en agua por 15 minutos antes de cada uso, luego se secan con un paño limpio y se frota toda la superficie con un ajo pelado, después se llena de agua y se hierve. Al final sólo retira el agua hasta que esté fría y listo.
El segundo método es frotar el recipiente con ajo pelado y dejar reposar durante una noche, al día siguiente se le pone una clara de huevo en toda la olla y tapa y se deja hasta que se seque. Luego, se llena de leche y se hierve por 10 minutos. Para finalizar, se retira la leche, y se enjuaga la olla con agua fría y jabón neutro. Deberás secar con una toalla de papel.
Cualquier método que te parezca conveniente funcionará para evitar que se disperse la arcilla en los alimentos; sin embargo, es importante que si tu cazuela tiene tapa u otros complementos, estos también pasen por el proceso de curación.