El concepto buffet deberá transformarse para sobrevivir

El concepto buffet deberá transformarse para sobrevivir
Aunque no guste a los consumidores, el concepto de la comida tipo buffet cambiará mucho, los restaurantes de comida brasileña, china, cocina americana o internacional ya no dejarán que cada comensal se sirva solo, ahora tendrán que poner a un encargado de hacerlo.
Para muchos será molesto que alguien les sirva las porciones, pero podrán pedir las veces que deseen, la única diferencia será que ellos no podrán tomar directamente el utensilio para servirse, dijo el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Marco Antonio Buendía.
Se tiene previsto todo un nuevo protocolo en el que los alimentos estarán cubiertos, habrá una barra contra estornudo, domos para alimentos y un encargado servirá.
No es que vayan a morir los buffets, sino que se transformarán, con la gran diferencia de que ahora nadie se podrá servir por sí solo.
Un video que circula por redes en las que se hizo un experimento en Japón para demostrar que si una persona está contaminada con Covid-19 y toca una cuchara de servicio, un domo para alimentos o los dispensarios de comida, las personas que toquen esos mismos utensilios tienen el riesgo de infectarse.
"El concepto de sin límite no cambia, va a haber una persona despachando, para que no toquen todos los comensales el mismo cubierto de servicios (...) para evitar la contaminación", precisó Buendía.
Estas medidas sanitarias están definidas en el protocolo de Mesa segura que desarrolló Canirac, en el que también se expone que una persona que prepara alimentos no puede servirlos, ni el mesero que lleva los platillos podrá recoger los platos sucios.
"Un miembro autorizado en específico del staff estará a cargo de servir al comensal. Deberá portar en todo momento careta facial y cubrebocas, así como guantes desechables, los cuales deberán cambiarse cada cuatro horas. Los utensilios de servicio deberán ser lavados, enjuagados y sanitizados periódicamente", dice el documento.
Se pedirá que en la fila tengan metro y medio de distancia entre comensales y no podrá usarse como zona de espera.
Buendía dijo que el encargado podrá servir los platillos en menos de un minuto, el problema es que la gente "es indecisa" y se puede tomar más tiempo.