El pozole más barato en tiempos de Covid-19

El pozole más barato en tiempos de Covid-19
Preparar el pozole, platillo central del 15 y 16 de septiembre significará un gasto en las familias mexicanas que dependerá de dónde compren los ingredientes principales, pues comprarlo en un mercado o tienda de autoservicio tendrá una diferencia de dos a tres veces el precio.
De acuerdo con la plataforma ¿Quién es quién en los precios? de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), si se surten los productos principales en un mercado, en la central de abasto o incluso en algunas carnicerías, el gasto será menor, mientras que adquirir los productos en el supermercado es la opción cara.
Si se opta por la ruta de central de abastos o mercados, un pozole puede salir en aproximadamente 151 pesos, considerando un kilo de espinazo de cerdo o en 171 pesos si se opta por la pechuga de pollo, considerando también aguacate y tostadas.
Sin embargo, si se decide adquirir los ingredientes principales en el supermercado la cuenta puede subir a los 215 pesos por el platillo considerando espinazo de cerdo o 249 pesos si es con pechuga de pollo. A esa cifra hay que sumarle 100 pesos más por aguacate y tostadas, lo que nos lleva a 315 y 349 pesos.
En estos cálculos se consideraron los precios que mostró la Profeco en la primera y segunda semana de septiembre en las que el kilo de maíz pozolero puede costar entre 26.55 y 33 pesos.
Como en gustos se rompen géneros, el pozole se puede hacer con carne de puerco o de pollo. Así que se calculó que uno hecho con un kilo de espinazo de cerdo puede valer desde 45 pesos hasta 134 pesos, dependiendo del lugar donde se compre.
La otra opción es hacer un pozole con pechuga de pollo que vale en un mercado del Estado de México 64 pesos y hasta 100 pesos en una tienda de autoservicio.
No es lo mismo comprar un kilo de cebolla en el mercado a en una tienda de autoservicio, por ello los precios varían de entre 13 pesos hasta los casi 28 pesos.
La pieza de lechuga romana en los últimos días se vendió entre los 10 y los 20 pesos la pieza. Si para acompañar se adquiere un paquete de tostadas de 325 a 360 gramos, se tendrán que pagar otros 21 o 28 pesos, dependiendo de la marca. Además hay que considerar el aguacate que son entre 30 y 68 pesos más.