Los mejores consejos para preparar café como un experto en casa

Los mejores consejos para preparar café como un experto en casa
Foto: EFE

El café es una de las bebidas mañaneras favoritas de la gran mayoría, pues algunos no podemos estar completamente despiertos sin antes tomarnos nuestra taza de café. Preparar un buen café conlleva muchos factores, el tostado, la molienda e incluso la temperatura del agua son factores que harán que nuestra bebida quede exquisita o resulte un desastre.

Para preparar una buena taza, primero es necesario saber elegir el tipo de café que más nos agrade, es por ello que Ariadna Chaparro, campeona nacional de barismo 2017- 2018, nos da sus consejos para saber elegir el mejor grano de acuerdo a nuestros gustos.

"Para elegir un buen café depende de nuestros gustos o personalidad, hay que ir experimentando y probando diferentes tipos para saber cuál es nuestro favorito. Para mí nuestra personalidad se refleja en el tipo de café que elegimos, pues si nos gusta el café con sabores más suaves, nuestra personalidad es así, pero, al contrario, si nos gusta con notas más intensas nuestra personalidad tiende a ser más fuerte", comenta Chaparro.

La barista también recomienda optar por los cafés en grano, así como tener un molino de café en casa para mantener nuestro producto fresco y recién molido todos los días, pues el café comienza a liberar sus aromas desde el momento en que se muele, por lo que poco a poco irá perdiendo su sabor, además, hay que poner atención al grado de molienda.

Los métodos para extraerlo también son importantes, y se necesita conocerlos para que nuestro café sea delicioso, pues cada método ofrece una taza distinta, aunque utilicemos el mismo grano, según explica la barista.

Son 3 los tipos de extracción: los descendentes, en los que el agua depende de la gravedad, en este método se vierte en la parte superior y desciende. Los de inmersión completa, en este método, el café está completamente en contacto con el agua; y los que combinan ambos métodos de extracción.

Para terminar y que nuestro café quede delicioso, hay que tener especial cuidado con lo que queremos agregar a nuestra bebida, pues, aunque se recomienda degustarlo solo, regularmente solemos agregarle leche, nata, licor o miel. Estos ingredientes modifican el sabor de nuestro café y si no se agregan de la manera correcta podrían estropear su sabor.