Receta para preparar pizza casera

Receta para preparar pizza casera

Si tienes ganas de disfrutar de una deliciosa pizza hecha con tus propias manos, esta cuarentena es la oportunidad ideal para que experimentes y pongas a pruebas tus habilidades culinarias.

Lo mejor es que con tan solo seis ingredientes, conseguirás una perfecta masa para pizza en menos de dos horas.

Así que no manos a la obra, sigue esta receta que acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), es la manera más fácil de hacer masa para pizza casera.

Esta receta es para preparar cuatro pizzas individuales. Si no deseas hacer tantas piezas, PROFECO asegura que la masa se puede conservar hasta un año en congelación.

Ingredientes

-300 gramos de harina de trigo

-3/4 de taza de agua purificada

-Cuatro cucharadas de aceite de oliva

-Un sobre de levadura instantánea

-Una cucharadita de sal

-Media cucharadita de azúcar

-Cuatro cucharadas de harina para espolvorear

Modo de preparación

1. Calienta el agua en un pocillo.

2. En un vaso de vidrio, mezcla dos cucharadas de harina, media cucharada de azúcar y el sobre de levadura instantánea. Después agrega un 1/4 de taza de agua caliente y revuelve todo.

3. Sobre una superficie limpia y enharinada, forma una fuente con la harina de trigo restante.

4. Añade la sal y el aceite de oliva en el centro de la fuente. Mezcla los ingredientes e incorpora el resto del agua caliente poco a poco.

5. Amasa durante diez minutos o hasta que la masa sea manejable.

6. Agrega la mezcla de la levadura y sigue amasando hasta que la masa se despegue fácilmente de la mesa y de tus manos. De igual forma, se debe estirar hasta 30 centímetros sin romperse.

7. Una vez que haya quedado con una textura lisa, coloca la masa en un tazón de vidrio y cúbrela con plástico para alimentos. Déjala reposar en un espacio tibio hasta que duplique su tamaño.

8. Cuando se haya duplicado, colócala sobre una superficie enharinada y amasa nuevamente para quitarle todo el aire.

Posteriormente, debes separar la masa en las piezas que quieras hacer. Si deseas pizzas de mayor tamaño, haz menos porciones.

Luego, tendrás que aplanar la masa con ayuda de un rodillo hasta que tenga un grosor de dos centímetros. Estira con tus manos para darle su característica forma circular y hasta que tenga un grosor de medio centímetro.

Y listo. Ahora puedes ponerle la salsa de tomate, queso y los toppings que desees. Lo ideal es que precalientes tu horno a la temperatura más alta que te permita, ya sea a 300 o 350 grados Celsius. Saca tu pizza cuando la base se vea dorada y tus ingredientes se hayan derretido o cocinado.

Si deseas que tu masa consiga una mejor textura y sabor, el sitio gastronómico The Kitchn recomienda dejarla reposar en el refrigerador durante uno o dos días antes de preparar tu pizza.