Romeritos, capirotada y otros platillos típicos para Semana Santa

Romeritos, capirotada y otros platillos típicos para Semana Santa
Si bien las vacaciones se han visto afectadas debido a la cuarentena provocada por el coronavirus Covid-19, la comida es un placer al que siempre podremos recurrir.
Así que aprovecha esta conmemoración religiosa para quedarte en casa y degustar algunos platillos tradicionales de la temporada.
1. Capirotada
De acuerdo con el Diccionario enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, la preparación de la capirotada consiste en freír rebanadas de pan y empaparlas con miel de piloncillo o leche. Puedes decorarlas con frutos frescos o secos, especias, queso, entre otros elementos.
Sus ingredientes varían en cada región del país. Por ejemplo, en estados como Colima y Nayarit existen las llamadas capirotadas de agua, las cuales incluyen jitomate y cebolla. Esta mezcla de sabores la convierte en un platillo muy peculiar que debes disfrutar durante esta Semana Santa.
2. Romeritos
A diferencia de otros quelites, los romeritos no se comen crudos, sino que se cuecen en agua, se escurren y se incorporan en distintas salsas o guisados. Por lo general podrás degustarlos con mole, nopales y tortitas de camarón, una receta ideal para la época navideña y la Semana Santa.
Según El Poder del Consumidor, esta hierba comestible es rica en fibra, hierro, potasio, vitamina A y C, por lo que evita la oxidación de las células y los daños en el ADN.
3. Aguachile
Tal como su nombre lo dice, este ceviche de camarón fresco es marinado con chile verde (serrano o jalapeño) molido con agua. Agrégale cebolla morada, pimienta, pepino, chilito piquín o chile picado, además de exprimirle jugo de limón al momento de servir. No te arrepentirás de probar esta refrescante combinación.
Acompaña esta rica botana con una chela o un shot de tequila.
4. Chiles rellenos
Los chiles rellenos son una opción versátil y económica para esta temporada. Ya sea con chiles poblanos o cuaresmeños, este clásico de la cocina mexicana se adapta fácilmente a la tradición de Semana Santa. Puedes rellenarlos con queso y frijoles, atún, verduras o cualquier ingrediente que no sea carne. Tu creatividad es el límite.
Si lo deseas, agrega salsa de tomate a la receta o compleméntalo con un arroz rojo.
5. Sopa de legumbres
De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor, las legumbres tales como el frijol, las lentejas o las habas son un alimento muy común durante estas festividades. Por su sencillez, es recomendable disfrutar de una deliciosa sopa con la legumbre de tu elección.
Además de favorecer a tu bolsillo, estos alimentos te aportarán altas cantidades de fibra y hierro, por lo que su consumo disminuye el riesgo de padecer anemia o problemas cardiovasculares, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.