"Algunos legisladores están más interesados en el lado político", reprocha Finanzas tras freno a reestructura

Algunos legisladores están más interesados en el lado político, reprocha Finanzas tras freno a reestructura
El Gobierno del Estado no habilitará, de momento, ningún "Plan B" para oxigenar sus finanzas, ya que la solicitud para reestructuración de la deuda bancaria que se hizo al Congreso no se ha desechado, sino que solamente se aplazó hasta que pueda haber una sesión presencial de las y los legisladores, declaró el secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías.
Negó que haya faltado trabajo político para convencer a la mayoría de las y los congresistas de las ventajas del plan de reestructuración y dijo que se mantendrá el contacto con todos para resolver las dudas que persistan.
Recalcó que no se trata de endeudar más al estado, sino de conseguir un "periodo de gracia" en el que se dejarían de pagar mensualidades y se lograría un ahorro de 200 millones de pesos, dinero que se destinaría "al gasto extraordinario que hemos tenido en (la Secretaría de) Salud, debido a la pandemia".
A su vez, el secretario de Finanzas, Daniel Pedroza Gaitán, respaldó la afirmación de que no se trata de contraer nueva deuda y que eso se lo han explicado a las y los diputados locales de manera exhaustiva.
Lamentó que "algunos legisladores, pero no todos, están más interesados en el lado político de este tema que en los aspectos técnicos. Nosotros respetamos todas las posturas, pero sí creo que las decisiones en este tema, se deben basar, más que nada, en elementos técnico - financieros".
Ambos funcionarios coincidieron en que habrá que esperar el momento en en que las y los integrantes del Poder Legislativo decidan retomar la solicitud del Ejecutivo en una reunión de carácter presencial, debido a la relevancia del tema