Confirman negativa a tarifa del transporte urbano

El negocio sigue siendo rentable, pese a impacto del Covid, argumenta la SCT; si sube cobro de taxis

Confirman negativa a tarifa del transporte urbano

Argumentando que, pese al impacto de la pandemia en el transporte urbano, éste sigue siendo un negocio rentable, a que la población potosina ha visto lesionada su economía y al incumplimiento de obligaciones de concesionarios para la mejora del transporte urbano, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes confirmó que no autorizó un alza a la tarifa de ese servicio en la entidad.

En contraste, según el acuerdo que actualiza las tarifas, publicado hoy en el Periódico Oficial del Estado a los taxis sí se le concede un incremento de 7.3%, en compensación por un "error" cometido en 2017, que redujo, sin explicación, la tarifa al "banderazo".

La SCT argumenta, para no autorizar un incremento a la tarifa delos camiones urbanos, diversos incumplimientos, como que el 61% del parque vehicular no cumplió con la revista ni compromisos como la instalación de videocámaras y botones de pánico a bordo de las unidades ni se retiraron torniquetes.

Además, señala el acuerdo, tras una reunión con permisionarios celebrada el 11 de enero, éstos calcularon una baja del 61% en el aforo de las unidades, atribuida a la pandemia de Covid, lo que implicó una reducción de utilidades de 6.18 pesos por pasajeros a 2.41 pesos en la capital.

La SCT reconoce que "si bien se reduce significativamente la utilidad, ésta sigue existiendo, tornando viable el modelo de negocio para esta modalidad, incluso en el grave momento económico que provoca la emergencia de salud".

En contraparte, la SCT anuncia algunos apoyos al sector, entre los que no se descartó el subsidio directo.

Así pues, en la capital se mantendrá en 2022 la tarifa de 10.10 pesos y las de los respectivos descuentos. También en ciudades del interior no habrá aumento.

Para los taxis, la SCT autoriza un alza de 7.3% a sus tarifas, para resarcir un error cometido en 2017, en el que se redujo de 14.70 pesos a 11.70 el banderazo.

Así, el banderazo en los taxis de la capital pasará de 12.80 a 13.74 pesos, mientras que el kilómetro avanzado pasará de 5.80 pesos a 6.23 pesos.